jueves, 19 de julio de 2012

El protagonista de este cuento es un niño que se aburre muchísimo, y al que un buen día su mamá le promete que recibirá una sorpresa en unos cuantos meses.

¡Vaya, una sorpresa!. Seguramente será un ordenador (piensa)
¿Por Navidad o por mi cumpleaños? (sigue pensando)

Pero las fechas señaladas pasan y... NADA. En cambio, su mamá, después de haber engordado muchísimo, ha desaparecido.

¿Habrá explotado? (vuelve a pensar)

Pero no,y no sólo no ha explotado, sino que se presenta en casa con......

Tesoro, mira la sorpresa que te había prometido. ¡¡¡Una hermanita!!!

Una hermana que no para de llorar, gritar, que le parece adorable a todo el mundo (menos a él, claro está), y a la que todo el mundo (sus padres, sobre todo) le hacen más caso, pero mucho más caso que a él. Un horror!!!!!!!
Sin embargo, al final debe reconocer que la cosa no es para tanto y, como no tiene más remedio, también es verdad, acepta a la nueva dueña y señora de la casa.

No llores más hermanita que estoy aquí contigo. No tengas miedo... eres ruidosa y maloliente, pero también eres simpática.....

Hasta el punto que la prefiere a los videojuegos. ¿Será en todos los casos así?... me temo que no.
Un cuento para ESOS CASOS que todos sabemos muy divertido, las ilustraciones son muy explicativas, y ayudan mucho a meterse en el pellejo del "pobre" hermanito.
(Tit: Hermana por sorpresa. Mantoni, E. Everest, 2005)
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario