jueves, 19 de julio de 2012

- ¿Quieres decir que no tienes ni idea de qué tipo de viaje quieres emprender?
- Me temo que no.
- Mmmmm - dijo la hormiga- entonces necesitarás respuestas para muchas preguntas.
- ¿Y tú tienes las respuestas?.
- Bueno, si no puedo ofrecer la respuesta correcta, al menos si una respuesta equivocada.

Efectivamente, un total absurdo, y así es todo el libro, sencillamente genial. Pero ¿quienes son estos descerebrados? pues Carlos (un caracol) y Eduardo (una hormiga), los protagonistas, a pachas, de este delicioso libro que enseñará, a través de puntos de vista contradictorios la filosofía de la vida para niños a partir de 10 años. Canciones con letras absurdas, preguntas que en realidad son respuestas, saludos de bienvenida que en realidad son de despedida..... claro!, es que en realidad la vida es así, ¿depende mucho de donde nos encontremos, y quienes seamos?, al parecer así es, sobre todo para Carlos que está harto de leer mucho y no tener ninguna aventura que contar, por lo que decide salir de viaje para encontrar aventuras, y acaba encontrándose así mismo tratando de ayudar a los personajes que van apareciendo.... bueno, ayudando.... o no, depende de como se mire.

- Tú serás un grillo único en el mundo: cuando los animales te escuchen, no te oirán.
- Eso de ser creativo marca la diferencia

Total, que empeñado en buscar aventuras se las hace pasar al resto, como por ejemplo el pobre grillo que a partir de ese momento de "creatividad", ya no dice Cri Cri Cri, si no Gris Gris Gris....
Como dice el padre de Eduardo (la hormiga, y compañera de viaje): "Es mejor no buscar nada y encontrar algo, que buscar algo y no encontrar nada".

A lo largo del viaje lo que si encontrarán serán diversos animalillos con los que siguen entablando conversaciones de lo más divertidas, precisamente por lo incomprensibles que resultan o.... ¿acaso son pura lógica?.

- (...) no podrás decir que has vivido una auténtica aventura a menos que siga adelante contra viento y mareo.
- ¿Contra viento y mareo?
- Ya hemos ido un rato contra el viento, y lo mejor contra el mareo es que no mires hacia abajo.

Jejeje, lo dicho, al más puro estilo de los Hermanos Marx, una historia para disfrutar acompañado, quizá algunos padres necesiten que el niño les explique lo que están leyendo.... Mmmmmm, seguramente.

- ¿En qué me he equivocado?
- Por lo que yo se, en nada
- Te prometo que la próxima vez que haga nada lo haré mejor

Que lo disfrutéis muchísimo porque merece la pena leerlo, sin duda.
(Tit: Sin principio ni fin. Las aventuras de un pequeño caracol (y una hormiga todavía más pequeña. Avi. Ediciones BSA, 2009)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La noche de tus ojos

Ya os digo, desde este mismo momento, a los que os gustan las policíacas, que el asesino queda desvelado muy pronto, yo diría que demasia...