jueves, 27 de septiembre de 2012

La niña que podía volar


"Ser simplemente tú mismo en un mundo que se esfuerza,día y noche, por que seas como los demás, significa librar la batalla más dura que un ser humano puede librar; una batalla que no cesa jamás"

Son palabras de E. E. Cummings que a modo de prólogo introducen esta bellisima historia que te hace reflexionar en quién eres realmente, y si merece la pena sacrificar tu verdadero yo por.... pongamos por caso tener el Ipad 5 última generación.
Por que no todos tenemos que ser iguales, menos mal!, por que, no solo tenemos derecho a no ser como los demás, si no que debería ser obligatorio no serlo, y premiar actitudes, valores, comportamientos, gustos, maneras de sentir y pensar, diferentes al resto.
Piper, la protagonista del libro, es una niña rara, tan rara que puede volar, y como eso no es "normal" entre las personas, sus padres en parte para protegerla, para protegerse a si mismos, pero también por vergüenza, deciden que no salga de su casa.
Aún así, su habilidad llega a oidos de una temible organización que, bajo la apariencia de un colegio tipo los X-Men, decide acogerla en sus instalaciones junto a otros niños tan especiales como ella.
Allí descubrirá, no solo que dicha organización no cuenta toda la verdad sobre sus intenciones, que todo hay que decirlo son de lo más cruel e inhumano, si no lo más importante: que jamás debe renunciar a ser quien es, a pesar de lo que digan y hagan los que la rodean, y que el valor de la amistad y la autenticidad es lo más valioso que poseemos.

"Existe un lugar en las profundidades de cada persona que está escondido y resulta dificil de encontrar. Si las cosas se ponen muy negras y la vida se vuelve demasiado dificil, algunas personas viajan hasta ese lugar y nunca regresan...".

Para llegar a convertirse en un adulto comprometido con uno mismo, hay que comenzar por ser un niño orgulloso de si mismo, y si algún día llega un momento en el que caes en esa profundidad, saber que puede salir con más fuerza, sabiduría, y valor.
Lectura no solo recomendable, yo diría que obligatoria para reafirmarnos, como niños, como adultos, en definitiva como personas.... ¿Se nota mucho que me ha entusiasmado?.
(Tit: La niña que podía volar. Forester, V. Montena, 2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las marcas de la muerte

Ya os digo de antemano que esta historia no tiene final, al menos en este libro. Siendo Veronica Roth, autora de la saga Divergente, no p...