jueves, 27 de diciembre de 2012

Un canguro por Navidad


Esta visto que la ciudad, con sus coches, sus ruidos, sus gentes y perros ladrando, no es lo más indicado para un canguro, y eso lo descubren Catalina y el regalo que recibe de su tío Dingo, que no es otra cosa que... Efectivamente, un canguro!, bueno en realidad una cangura, a la que la niña llamará Adelaida, y que acabará agotada, con las patitas destrozadas después de pasarse un día entero saltando de allá para acá, huyendo de todo lo que le asusta que es..... TOOOOOOODO!!!!.

"... ¡Boing!. Pasaron a través de la puerta. ¡Catacrac!. Cayeron encima de la mesa de comedor...."
"... ¡Boin, Boing!. Salieron por la ventana....."
"...¡Requeteboing!. Fueron a parar al interior de una tienda de ultramarinos. ¡Boing,boing!. Cruzaron volando la panadería..." Un terrible y agotador día de víspera de Navidad.
"Ojalá Papá Noel le traiga una bonitas botas para sus pies doloridos y una hojas de abedul para comer - dijo Catalina".

Uhmmmm......¿creéis que su deseo será cumplido?.... ¿Y que le traería Papá Noel a ella?. ¿Recibirá algún regalo tan extraño como este?.... Y... ¿A vosotros que os han dejado bajo el árbol?......
(Tit: "Un canguro por Navidad".Flora, J. Latadesal, 2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pinocho antes de Pinocho

Maravilloso y original. Una forma diferente (muy diferente) de contar la historia, o mejor dicho el origen, de Pinocho, porque éste...