sábado, 6 de abril de 2013

Manos desnudas


Sinopsis:Es el último día del año. Ward corre sin aliento por los prados junto a su amigo Bernie, mientras Elmer, su perro, les sigue a poca distancia. Por accidente Ward ha matado al pato del señor Beyeman, un hombre frío y malvado, que les persigue furioso. Angustiado y aturdido, el chico deberá enfrentarse a las terribles consecuencias de su acto, y a la verdadera razón de su visceral odio por el dueño del pato.
En la ficha técnica del libro pone: Vida rural, relación niño/animal, problemas familiares, muerte, violencia.

Y si, de todo esto hay un poco...o mucho, porque lo cierto es que es una historia violenta, con una agresividad contenida que se esconde detrás de cada uno de los personajes, tras sus acciones, pero sobre todo tras las palabras que utiliza, para definir sus sentimientos, el protagonista. Sinceramente es un libro cuya lectura resulta desagradable, a mi al menos me ha resultado así. En algún momento parece que guarda algo, que la historia guarda más secretos que no son confesables. La narración se embarulla, no sabes en que momento están, a veces narra en tiempo presente, pero acto seguido lo hace en pasado??????. Ni siquiera intriga el motivo porque el que han hecho lo que han hecho, no es una historia que enganche.
La intensidad de los sentimientos no está bien expresada, quizá esto sea producto de la traducción. ¿Y la figura de Bernie?... a mi me resulta de lo más sospechosa, la verdad, hay un momento en que no sabes muy bien si es el mejor amigo de Ward o ha sido el quien ha matado al pato, o es el quién le instiga para que lo mate, o..... que follón!!!!!... y lo que más me preocupa a mi de este libro es: ¿Por qué ha matado al pato?. ¿Qué culpa tiene el pobre pato de que a él no le caiga bien el señor Beyeman?.
En fin no es lectura esta para los amantes de los animales, ni para los amantes de las historias dulces y que te dejen buen sabor de boca. En este caso el título de este blog no hace justicia, porque no, no me ha gustado este libro, aún así, lo he leído y seguramente habrá gente a la que si le guste su lectura. Si no hay más remedio que leerlo, hacerlo al menos a la hora de la merienda con una buena dosis de dulce...para compensar....

(Tit:Manos desnudas. Moeyaert, B. Edelvives, 2005)



No hay comentarios:

Publicar un comentario