sábado, 13 de julio de 2013

La ciudad de los bebedores de tinta


Daniel y Carmela continúan su historia de amor "entintada". La vida les sonríe, son felices compartiendo pajita e historias. Ahora el muchacho es todo un bebedor de tinta que adora su nueva vida.

"...aspiro las historias con glotonería, frase a frase. ¡Es una delicia!. Cuando se deslizan por mi boca me hacen cosquillas en la punta de la lengua. Percibo el sabor de todas sus aventuras (...). Unas veces soy un piel roja en la guerra contra los rostros pálidos. Otras, como hombre de las cavernas lucho contra temibles fieras con dientes de sable. A decir verdad, Draculeón, ha puesto patas arriba mi existencia..."

Pero como la felicidad completa no existe (por si no os habíais enterado, ya os lo digo yo) una mala, muy mala noticia se avecina, y ésta, si que de verdad, promete poner patas arriba su existencia, la suya, y la de los demás. Y es que, por razones de seguridad, el cementerio será trasladado, lo que implica que tienen que buscarse otro sitio donde vivir...bueno, donde alojar sus respectivos ataúdes. Y ese otro sitio no puede estar muy lejos de allí, porque si no Draculeón se convertiría en polvo, no puede estar a más de mil metros exactamente. Descartada la Biblioteca Municipal y, ¡por supuesto! la librería de su padre, no queda más remedio que seguir pensando, y con mucha rapidez porque el traslado es inmediato. Efectivamente, un horror. ¿Encontrarán solución a este terrible problema?.

"Salí del cementerio con lágrimas en los ojos. Lo veía todo negro y buscaba, desesperadamente, un atisbo de color. Seguía a mis pies ignorando a donde me conducirían..."

Y de este modo, caminando sin rumbo fijo, descubre, al otro lado del río, una biblioteca gigante, con millones de libros para beber, y también flores, bancos para sentarse, hermosos jardines. Y lo que aún era mejor, bajo el subsuelo se encontraba Dracuvilla. Pero.... ¿De donde había salido todo aquello? ¿De quién había sido esa idea tan genial? ¿Habría, entonces, más bebedores de tinta como ellos? ¿Qué es exactamente Dracuvilla?.

Un nuevo y delirante libro de este singular vampiro de tinta, que ya cuenta con todas mis bendiciones. No deberíais perderos sus historias, pero sobre todo el número cuatro de esta divertida serie: El pequeño bebedor de tinta roja.... es lo más!!!!. PROXIMAMENTE (Jejejeje).

(Tit: La ciudad de los bebedores de tinta. Sanvoisin, E. Edelvives, 2005)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El abismo

"Una novela poderosa, aterradora y conmovedora que nos sumerge en el oscuro océano de la mente" Qué distinta a la anterior (El...