martes, 2 de julio de 2013

Una bebida para dos


Desde que Draculeón le mordió, la vida de Daniel ha cambiado mucho, tanto que ahora no puede pasar sin beber, literalmente, las decenas de historias que cuentan los libros. Pero, aunque se ha convertido en un bebedor de tinta, quiere ser respetuoso con su padre (librero) y para no dejarle sin negocio, ya que los libros que sorbe con una pajita quedan literalmente muertos (en blanco, sin letras, sin historias, sin tinta, sin vida) y solo sirven para tirar a la basura, utiliza los más viejos de la biblioteca. ¿Quién se lo iba a decir a él? de todos modos...¿Qué diría su familia si llegara a enterarse?.
Pero ese es el problema ahora, que no se lo puede contar, a su familia, ni a nadie. Se siente muy solo, tan sólo que ha decidido abordar a Draculeón y preguntarle...

"¿Señor Draculeón puedo morder a una chica para que se vuelva como yo?"

Porque hay una chica nueva en la clase, que se llama Carmela, y a Daniel le parece la chica más guapa que ha visto nunca. Si al menos pudiese hablar con ella y explicarle que... ¿Qué es un bebedor de tinta? ¿Qué es un vampiro que se alimenta de libros?...Pues si, una idea estúpida, porque a ver quien se lo iba a creer....¿Y si existieran más como él? ¿Habría alguna chica bebedora de tinta?.

Un personaje nuevo, un beso de amor con sabor a tinta azul de los Mares del Sur (¿Será que alguien ha estado bebiendo historias de piratas?), una visita al cementerio, un ataúd nuevo y un sorprendente descubrimiento que, para asombro del protagonista, le va a venir muy bien, no sin antes pasar algún que otro sustillo...

"Dentro de mi cabeza veo un ataúd, que me hace burla. Parece decir: De todas formas serás mío. ¡No escaparás!".

Lo prometido es deuda, aquí está el volumen que sigue a  Los bebedores de tinta, tan divertido como éste y con personajes nuevos. El pobre Daniel no para de asombrarse con su nueva personalidad, y de descubrir que la vida, bebiendo libros, no resulta tan mala...al menos de momento. Os seguiré desvelando más aventuras...¿Se nota que me ha enganchado este curioso vampiro?.

(Tit: Una bebida para dos . Sanvoising, E. Edelvives, 2005)




No hay comentarios:

Publicar un comentario