lunes, 26 de agosto de 2013

Mariluna


"Se llama Mariluna porque nació en plenilunio... y porque sus ojos son del color del mar dormido"

Un hermoso álbum ilustrado que habla de una niña muy especial, como tantas, y tantos otros, que también lo son. No es necesario ser diferente a los demás para serlo, aunque las personas, algunas, y a veces, se empeñen en que así sea. ¿Qué es ser normal? ¿Qué significa ser diferente? ¿Qué entendemos por ser especial?

" A veces se pasa las horas buscando por los rincones. Seguro que quiere encontrar las palabras que se le han perdido en este tiempo."

Porque Mariluna no habla, no es como los demás, anda de puntillas, es solitaria, una pequeñaja que vive en su mundo... quizá es que no le interese el mundo que ve, el "mundo normal", el del resto de nosotros que, estoy segura, si pudiéramos, haríamos como ella muchas veces, desconectar y vivir en nuestro silencio, con otra manera de mirar lo que nos rodea, con nuestros ojos, sus ojos, unos ojos inmensos, llenos de luz, la suya.

"Dice mi hermano que a Mariluna le hacemos daño de tanto que la queremos. Y que si no fuera tan solitaria no sería Mariluna".

Debe ser duro intentar buscar en otro, sobre todo en un niño, la "normalidad", que tanto ansiamos los seres humanos, la que nos hace iguales, la que nos identifica como personas, y no encontrarla, y tratar de buscar explicación a una ausencia que no parece real, "normal". Pero.... la Vida es mucho más sabia, y tienen que existir personitas como Mariluna para que aprendamos que la perfección, la normalidad, lo que debe ser, lo que está bien, tan sólo existe en nuestro limitado, para algunas cosas, cerebro humano.

"...ahora se que no hay nadie como ella, que tenemos mucha suerte de que naciera en plenilunio. Y me gusta que se llame Mariluna."

En realidad esta es una historia real, un homenaje a Elsa, la niña que le inspiró a la autora tan bellas y conmovedoras palabras, pero también es un libro que sirve para contarle a los niños ciertas cosas que, como el autismo, seguramente, ellos verán con más naturalidad que los mayores.

(Tit: Mariluna. Tortosa, A. Tomás, N. Republica Kukudrulu, 2011)

La palabra más hermosa


Los gemelos Georgina y Daniel han pasado dos meses en cama, enfermos, sin poder salir de casa, sin poder ir a la escuela (¡Que mala para, pensaran ellos! jejeje).

"Al final hasta su madre pensaba que, o se curaban de una vez, o se marchaba de vacaciones al Caribe, o les echaba por la ventana. Ni ella, ni ellos, sabían qué hacer. ¡Dos meses en casa atrapados!"

Pero como nada es eterno, llegó el día en que tuvieron que volver al colegio (¡Vaya!, pensaron seguramente ellos, aunque el libro no lo diga), y como habían pasado tanto tiempo fuera de las aulas, deciden ponerles una prueba para ver si es verdad que están preparados, y pueden pasar de curso. El profesor Maestro (que nombre más original, ¿verdad?) nuevo en la escuela, es el encargado de ponerles la prueba, que no será de otra materia que Lengua y Literatura, pues como el mismo dice...

"Las palabras son lo más bello e importante que hay"

Imagino que más de uno estará en desacuerdo, al pensar en los gatitos pequeños, las tartas de chocolate y frambuesa, los días de vacaciones, las mañanas en la playa, los cuadernos nuevos, los abrazos de mama al despertar.... Bueno, es cierto, quizá este profesor sea un poco exagerado pero no podéis negarle que las palabras son muy importantes y que algunas son realmente hermosas: ABRAZO, CHOCOLATE, PLAYA, SOL, ALEGRIA, RISAS......

En realidad, la prueba es una excusa perfecta para que los niños, a través de unos curiosos acertijos que deben buscar en unos, no menos, curiosos lugares como La Tienda de las Palabras, La Biblioteca de los Cien Mil Libros, o El Parque Temático de las Palabras, completen una frase, acaben el juego, aprendan más palabras, y adiestren su ingenio.

"Hay tiempo para todo si se emplea bien" ....

Les dice un personaje, de los muchos que conocerán a lo largo de su recorrido en busca de esa palabra, que no es otra que.... Pero, ¿es que hay tan sólo una palabra hermosa?.
También aprenderán que todo es muy relativo, que cada una de las palabras que existen es hermosa porque depende de para qué, y para quién, pero sobre todo, sobre todo, aprenderán a amar las palabras. Y que importante es eso para amar la lectura, ¿verdad?.

(Tit:La palabra más hermosa. Sierra i Fabra, J. Algar, 2005)


lunes, 19 de agosto de 2013

Los traspiés de Alicia Paf



Alicia Paf, al parecer, es muy pequeña, y no me refiero tan sólo a la edad, no, si no a su tamaño. Y debe ser así porque tiene la costumbre, la mala costumbre, de caerse en unos sitios de los más extraños.... como podréis comprobar.

" - ¡Alicia!. ¿Dónde estás, Alicia?.
  - Estoy aquí abuelo
  - ¿Dónde?
  - En el despertador."

¿No os parece un sitio extraño, y de los más incómodo para caerse?. 
En otra ocasión el abuelo que, volvía a buscarla para darle la merienda, tiene que sacarla con una cuerda de la botella donde se ha metido esta vez. Un cajón de la cocina, un balón, e incluso la luz de una luciérnaga. Nada escapa a la curiosidad de esta pequeña y aventurera niñita.

"Alicia Paf hacía pompas de jabón. De golpe, tal vez por soplar demasiado fuerte, hizo una pompa más gorda que las otras y cayó dentro de ella con pajita y todo. La pompa pasó por encima de la barandilla, el viento la impulsó hacia arriba, y habría llegado a estallar contra el canalón si Alicia, volviéndose hacia el otro lado, no la hubiese obligado a desviarse con su peso.
- Menos mal que es una pompa dirigible - pensó Alicia para consolarse - Y menos mal que a esta altura no hay mariposas. "

Si, menos mal. Y es que Alicia, a pesar de todo, siempre tiene mucha suerte y todas sus aventuras siempre acaban bien.

" - ¡Viva! - gritan los invitados, dando un suspiro de alivio.
- ¡Golosa! - refunfuña su abuelo.
Pero también él está contento de que Alicia no se haya hecho daño y que ahora pueda soplar para apagar las siete velitas.
Todos comen la tarta, pero Alicia no quiere: ya ha tenido su porción".

¿Hay mayor aventura que caer en tu propia tarta de cumpleaños, y aparecer un buen rato más tarde, asomando la cabeza por la letra A... de Feliz Cumpleaños?.
Así es Alicia Paf, una niña privilegiada que hace cosas....increíbles. Rodari nunca defrauda, ¿verdad?.

(Tit: Los traspiés de Alicia Paf. Rodari, G. Anaya, 2005. 9ª impr.)

miércoles, 14 de agosto de 2013

El niño que vivía en las estrellas


"Un día fueron las drogas las que "ayudaron" a los más débiles a escapar de sus duras realidades cotidianas. ¿Qué tiene de extraño que, en la actualidad, haya otras formas de drogarse?"

Este es un libro editado hace casi veinte años y que, sin embargo, habla de un problema que no puede ser más actual. Hay una nota al comienzo que indica que esta basada en hechos reales, pero sea como fuere, real o no, resulta irrelevante, lo verdaderamente importante son los hechos que, hace veinte años o ahora mismo, son síntoma de una sociedad enferma.

La historia de un niño que, aparentemente, no tiene familia, y que habla raro, se comporta raro, hasta tal punto que algunos dudan si es humano, ¿es un extraterrestre?. Un psicólogo se encarga de averiguar quién es, que ha sucedido, de donde procede, cuales son los motivos para que su comportamiento sea tan extravagante: no sabe comer, no sabe su nombre, habla de coordenadas, Andrómeda, volver a casa, el Poder, enemigos, eliminarlos...

Sin embargo la explicación es más sencilla, pero mucho más aterradora.

"¿Hay alguna diferencia entre atar a un niño con una cadena o sumergirlo en un mundo irreal para que no moleste?"

Un mundo deshumanizado, vacío, carente de valores y sentimientos, una sociedad donde prima la competitividad, el tener, la soledad en forma de decenas de aparatos que aíslan de los otros. Una sociedad virtual, imaginaria, fría, a la que muchos se enganchan, como una droga más, para no ver su verdadera historia, su verdadera realidad.... aunque para ello tengan que dejar de ser personas, humanos, felices.
Sin embargo hay esperanza, siempre la hay, ¿no?, y es tan sencilla, tan a la mano de todos está que a veces se olvida que es lo realmente importante, y lo que, a pesar de lo que digan mucho, mueve el mundo: El Amor.

(Tit: El niño que vivía en las estrellas. Sierra i Fabra, J. Alfaguara, 1996)

Un huevo con sorpresa


"Todos los pájaros habían puesto un huevo. Bueno, todos menos Pato. Entonces Pato encontró un huevo. Para él, el huevo más bonito del mundo".

Pero para los demás pájaros no era el más bonito precisamente, y por eso comenzaron a reírse de él, no sólo no había puesto ni un solo huevo, si no que al buscar uno, había elegido el más feo y raro que habían visto jamás.

Y como no está bien reírse de la gente, ni juzgarlos por lo que aparentan porque a veces, y sólo a veces, las apariencias engañan, ¡y mucho!, el final de esta historia enseña que las risas de unos, pueden llegar a convertirse en las carcajadas de otros, porque llegada la hora del nacimiento, del momento de eclosión del huevo, cuando ya todos los demás polluelos han roto el suyo, todos menos el del Pato, claro! que desesperado comprueba que hasta en eso su huevo es un poco raro porque tarda mucho y espera..... espera.......espera........ Hasta que....

¡CRAC!   ¡CRAC!    ¡CHAS!

Un pequeño libro que encierra una historia muy divertida, aleccionadora y tierna, todo ello en muy poquito espacio y en muy pocas páginas. Genial!

(Tit: Un huevo con sorpresa. Gravett, E. MacMillan, 2012)

martes, 6 de agosto de 2013

El cielo de Anna


Desde un columpio, cabeza abajo, se ven las cosas muy diferentes...muy diferentes. Por eso Anna le invita a su padre a que comparta esos mundos que ella ve desde allí, así, quizá, puedan sonreír de nuevo, sobre todo él, su padre, porque tras haber perdido a su madre, ya no es el mismo.

"- Mamá decía que los pájaros son flores voladoras, y que el girasol es el hermano pequeño del sol.
- ¿Cómo se apaña Dios para echarle un ojo a todo el mundo?- pregunta Anna
- Dios debería poner un buzón para preguntas y reclamaciones - responde papá.
- ¡Mira papá! hay un agujero en el cielo, ¡venga, vamos a zambullirnos!"

De este modo padre e hija surcan el cielo, su particular cielo, inundado de caballos voladores, cartas que no llegan nunca a su destino, jardines por cuidar, y bibliotecas repletas de libros que Dios puede consultar. Y entonces, por fin su padre sonríe.
Ilustraciones impactantes, mezcla de collage, pop-art, fotografía y diseño por ordenador que llevan el ritmo y la historia a la perfección. Un libro para tratar el tema de la pérdida y la tristeza utilizando la imaginación más surrealista.
(Tit: El cielo de Anna.Hole, S. Kokinos, 2013)

La noche de tus ojos

Ya os digo, desde este mismo momento, a los que os gustan las policíacas, que el asesino queda desvelado muy pronto, yo diría que demasia...