lunes, 19 de agosto de 2013

Los traspiés de Alicia Paf



Alicia Paf, al parecer, es muy pequeña, y no me refiero tan sólo a la edad, no, si no a su tamaño. Y debe ser así porque tiene la costumbre, la mala costumbre, de caerse en unos sitios de los más extraños.... como podréis comprobar.

" - ¡Alicia!. ¿Dónde estás, Alicia?.
  - Estoy aquí abuelo
  - ¿Dónde?
  - En el despertador."

¿No os parece un sitio extraño, y de los más incómodo para caerse?. 
En otra ocasión el abuelo que, volvía a buscarla para darle la merienda, tiene que sacarla con una cuerda de la botella donde se ha metido esta vez. Un cajón de la cocina, un balón, e incluso la luz de una luciérnaga. Nada escapa a la curiosidad de esta pequeña y aventurera niñita.

"Alicia Paf hacía pompas de jabón. De golpe, tal vez por soplar demasiado fuerte, hizo una pompa más gorda que las otras y cayó dentro de ella con pajita y todo. La pompa pasó por encima de la barandilla, el viento la impulsó hacia arriba, y habría llegado a estallar contra el canalón si Alicia, volviéndose hacia el otro lado, no la hubiese obligado a desviarse con su peso.
- Menos mal que es una pompa dirigible - pensó Alicia para consolarse - Y menos mal que a esta altura no hay mariposas. "

Si, menos mal. Y es que Alicia, a pesar de todo, siempre tiene mucha suerte y todas sus aventuras siempre acaban bien.

" - ¡Viva! - gritan los invitados, dando un suspiro de alivio.
- ¡Golosa! - refunfuña su abuelo.
Pero también él está contento de que Alicia no se haya hecho daño y que ahora pueda soplar para apagar las siete velitas.
Todos comen la tarta, pero Alicia no quiere: ya ha tenido su porción".

¿Hay mayor aventura que caer en tu propia tarta de cumpleaños, y aparecer un buen rato más tarde, asomando la cabeza por la letra A... de Feliz Cumpleaños?.
Así es Alicia Paf, una niña privilegiada que hace cosas....increíbles. Rodari nunca defrauda, ¿verdad?.

(Tit: Los traspiés de Alicia Paf. Rodari, G. Anaya, 2005. 9ª impr.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario