miércoles, 14 de agosto de 2013

Un huevo con sorpresa


"Todos los pájaros habían puesto un huevo. Bueno, todos menos Pato. Entonces Pato encontró un huevo. Para él, el huevo más bonito del mundo".

Pero para los demás pájaros no era el más bonito precisamente, y por eso comenzaron a reírse de él, no sólo no había puesto ni un solo huevo, si no que al buscar uno, había elegido el más feo y raro que habían visto jamás.

Y como no está bien reírse de la gente, ni juzgarlos por lo que aparentan porque a veces, y sólo a veces, las apariencias engañan, ¡y mucho!, el final de esta historia enseña que las risas de unos, pueden llegar a convertirse en las carcajadas de otros, porque llegada la hora del nacimiento, del momento de eclosión del huevo, cuando ya todos los demás polluelos han roto el suyo, todos menos el del Pato, claro! que desesperado comprueba que hasta en eso su huevo es un poco raro porque tarda mucho y espera..... espera.......espera........ Hasta que....

¡CRAC!   ¡CRAC!    ¡CHAS!

Un pequeño libro que encierra una historia muy divertida, aleccionadora y tierna, todo ello en muy poquito espacio y en muy pocas páginas. Genial!

(Tit: Un huevo con sorpresa. Gravett, E. MacMillan, 2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La noche de tus ojos

Ya os digo, desde este mismo momento, a los que os gustan las policíacas, que el asesino queda desvelado muy pronto, yo diría que demasia...