jueves, 19 de septiembre de 2013

Las hijas de las tormentas. El enigma maya


A ver como digo yo esto.....si queréis un libro entretenido, sin más, facilón, donde existen imprecisiones, contradicciones, y no sois unos fanáticos de la historia maya....este es vuestro libro. Si por el contrario, pretendéis encontrar en él una "historia de la historia de la cultura maya", coherente, y que no utilice la consabida relación de los mayas con los extraterrestres y el fin del mundo (¿Alguien sabe que sucedió el 21 de diciembre de 2102?...ah! es verdad, nada) no se os ocurra leerlo, aunque... soy de la opinión que hay que leer de todo para poder tener criterio propio y tomar postura, como yo lo he hecho con este libro.
Que conste, y buena prueba de ello es este blog, que he leído más obras de Jordi Sierra i Fabra y me han gustado, por lo que, quizá, este ha sido una gran decepción. Pero bueno, os cuento un poco el argumento y vosotros mismos....

Año 2012, Joa tiene 18 años y vive en Barcelona. Su madre desapareció sin dejar rastro cuando ella era pequeña, y su padre, un renombrado arqueólogo, pasa mucho tiempo de viaje. En uno de esos innumerables viajes se encuentra, cuando Joa, Georgina Mir para ser más exactos, recibe una llamada informándole de la desaparición de su padre, que se ha esfumado sin dejar huella, y es aquí donde comienza su aventura, pues no duda ni un momento en ir a buscarlo al último lugar donde tuvieron noticia de él: las ruinas de Palenque, en México.
A partir de aquí se suceden las persecuciones, las investigaciones, los descubrimientos, todo ello relacionado, y de eso ella se va enterando a medida que transcurre la aventura, con la aparición a finales de noviembre de 1971, durante una serie de violentas tormentas, de cincuenta y dos niñas recién nacidas en diferentes lugares del mundo. Una de esas niñas resulta ser su propia madre. ¿Quiénes eran? ¿De dónde venían?.

El libro, se supone, está recomendado para una edad a partir de dieciséis años, por eso no me parece bien que el primer acercamiento "serio" a la cultura maya sea precisamente a través de una novela donde la ciencia ficción le echa un pulso a la historia. No tiene mucho sentido ofrecer 30 páginas con una explicación exhaustiva sobre el calendario maya, con toda su complejidad, y a continuación ofrecer escenas al más puro estilo Stargate, unidas a un sinfín de frases de lo más new age.

"Y penetró en las mentes de los hombres. Encontró sus propios fantasmas y se los colocó en su alma"

o...

"Fíate siempre de tu corazón y actúa día a día de acuerdo con él. La vida es eso: el día a día..."

Existen también contradicciones, que en los siguientes libros se van desvelando pero que en este primero no quedan muy claras, como por ejemplo el conocimiento que tiene ella sobre arqueología:

"Conocía lo suficiente acerca de los mayas, aunque tampoco era mucho. Para eso estaba Internet".

??????????????, me parece tremendo que se pueda decir algo así, porque, evidentemente Internet es un mundo, si, pero todo, todo, todo...no está ahí, y darle esa imagen a los chavales...no me parece bien, la verdad. Esa frase es de la página 29, y sin embargo en la 269, otro de los personajes dice lo siguiente:

"¡Cómo si fuera así de sencillo interpretar los signos, los símbolos y geoglifos de esa gente!. La arqueología es la ciencia del tiempo. Desenterramos millones de años de historia y buscamos la forma de desentrañarlas en apenas unos pocos meses o años de nuestro efímero presente."

Pues efectivamente, lo que no parece muy lógico es que una chica de 18 años que confiesa saber "lo suficiente de los mayas" simplemente con la ayuda de Internet se ponga a traducir la escritura maya con toda naturalidad.

El libro es, en mi modesta opinión, un batiburrillo de datos históricos, hechos concretos, reales, con experiencias extrasensoriales, una trama policiaca, una historia de amor, de ciencia ficción, donde, como no podría ser de otro modo también están incluidos..... los americanos ¿¿¿¿Guantánamo????.

Decepcionante, me imaginaba otra cosa, quizá por ello me he llevado este chasco. No me parece ni creíble, ni seria, para la edad a la que va destinada, creo que se podría haber escrito una buena historia sobre la cultura maya, sin utilizar a los extraterrestres, y que a la vez fuera una historia de ciencia ficción. ¿No resulta suficientemente atractivo conocer que los mayas fueron capaces de los sacrificios más atroces y de las manifestaciones artísticas más bellas?. ¿No es extraño el sobrevivir en un ambiente tan hostil como la selva, y a pesar de ello crear una de las civilizaciones más importantes de la historia de la humanidad? .

Se me ve el plumero, si, supongo. Soy una enamorada de la cultura maya, como también lo soy de la egipcia y la hindú. Así que, mucho me temo que los dos siguientes comentarios de Las hijas de las tormentas (La cruz del Nilo y El quinto cristal) que precisamente se ambientan en ellas, lleven este mismo camino. Ojo!, mis comentarios son de lo más personal... que aburrimiento si a todo el mundo nos gustara lo mismo, ¿verdad?. Pero para opinar hay que conocer, así que.... primero leer.

(Tit: Las hijas de las tormentas. El enigma maya. Sierra i Fabra, J. Edebé, 2008)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

La noche de tus ojos

Ya os digo, desde este mismo momento, a los que os gustan las policíacas, que el asesino queda desvelado muy pronto, yo diría que demasia...