sábado, 19 de octubre de 2013

Arriba el cielo abajo el suelo


Divertidísimo libro sobre un mundo donde los pueblos caen....¿cómo que los pueblos caen?....si, caen los edificios, las personas, los perros, los árboles, y como se pasan la vida cayendo, las personas no tienen pies si no polas. Un mundo, este tan curioso, donde la gente, claro!, no sabe lo que es el suelo.

- ¿Y que es el suelo?
- El suelo es...es...
- Por favor Alcalde, dinos lo que es el suelo que nos estás asustando muchísimo.
- El suelo nadie lo ha visto nunca, pero efectivamente es una cosa que da mucho miedo.
- ¿Por qué ?
- Porque está durísimo
- Ooooohhhhhh
- Y no solo está durísimo, si no que además es grandísimo

Y sucede que un día, y de ahí la historia, los del pueblo que cae más abajo...¿o es más arriba?...no lo recuerdo... les informa que va a llegar el fatídico momento en que lleguen al suelo, y que según la velocidad a la que caigan, lógicamente, el trompazo puede ser mortal. Por lo tanto hay que buscar un modo de reducir la velocidad de caída, investigando sobre las causas de porque caen. La cosa, después de varios intentos está clara: si eres feliz subes, si estás tristes bajas, por lo tanto hay que buscar un intermedio para aminorar la velocidad de caída, es decir estar contentos, pero no excesivamente porque si no flotarían siempre.....Así de sencilla parece la cosa pero que en el fondo no es, y si no que se lo pregunten a Lavarito, uno de los protagonistas que está empeñado en no estrellarse como una mosca contra el suelo cuando llegue el momento.

Las intenciones son buenas: el alcalde ordena que todo el mundo se enamore, así se sube, pero...como a veces el amor no es correspondido....lógico! se vuelve a caer con más fuerza porque la gente se pone muy triste. El alcalde ordena que todo el mundo ría, y lo ordenan a Nicodemo Meco (artista, cantante, pintos, animador cultural y excelente persona) que se ría porque tiene una risa de lo más contagiosa. Pero siguen cayendo...la bofetada puede ser espectacular.... sin embargo.....

- Esquilmela no te asustes pero te están saliendo en las polas unos dedos, como los de las manos pero pequeñitos.

¿Habrán acabado con la tristeza para siempre, o al menos hasta que aterricen?. ¿Alguien gritará "Suelo a la vistaaaaaa"?. ¿Les gustará el suelo que van a encontrar?. ¿Habrá más pueblos que les acompañen en esta aventura?...Por cierto!!!!!....¿Quien es Esquilmela?.

Una historia diferente, muy divertida, y con la que se puede aprender como con los sentimientos nos encontramos como esos pueblos que caen: arriba y abajo. Muy, muy, recomendable. No os podéis perder este libro que tiene frases como esta:

"Lavarito cuando se despertaba solo abría un ojo, y si le gustaba lo que veía, entonces abría los dos, era un truco buenísimo."

(Tit: Arriba el cielo abajo el suelo. Barba, A. Siruela, 2011)

miércoles, 16 de octubre de 2013

Hipo canta


Hipo es un hipopótamo al que le gusta cantar, pero lo hace fatal, ¡el pobre!. Su voz es ronca, seca, desagradable, tanto que el resto de los animales está hasta los cuernos de escucharle, porque, ¡claro! él no se da cuenta y sigue cantando mientras se ocupa de que ningún cocodrilo destroce las plantas de la charca donde vive.

Harto de que nadie sepa apreciar su "melodiosa voz" decide ir en busca de un lugar mejor donde pueda cantar libre, sin que nadie le moleste, y parte, rumbo a lo desconocido, con una cobra como compañera de viaje. Si, fatal elección, porque ya sabemos lo traicioneras que son estas "bichas". Y efectivamente así sucede, la cobra le deja tirado en medio de la estepa, allí cantará a sus anchas y hará todos los gorgoritos que quiera, pero... no tiene agua, y un hipopótamo necesita el agua para sobrevivir. Hipo se va secando poco a poco, y ya no puede ni cantar.

Pero no todo está perdido, porque al igual que hay quien le ha traicionado, también hay quien le echa de menos, suponemos que a él no a sus canticos (jejeje). Bongo, un muchacho del poblado cercano a la charca donde vivía junto al resto de animales, decide ir a buscarle, y le encuentra asediado por un leopardo, cuyas intenciones no son, precisamente contratarle por su bonita voz....¡Quiere zampárselo, evidentemente!.

El niño engaña al leopardo para que le ayude a llevarlo hasta la charca, de esa manera se hidratará, ganará fuerzas y ya no habrá bicho viviente que pueda con él.

¿Conseguirán salvarlo? ¿Seguirá cantando tan mal? ¿Le contrataran en algún sitio para que...deje de cantar? ¿Cuál es la autentica solución para este hipopótamo cantor?.

Responderé tan solo a una de las preguntas, pero que tiene la clave del resto: su problema se soluciona con amor (está visto que como casi todo en este mundo). ¿Habrá alguna enamorada por ahí a la que no le importe su desagradable voz?, es más...¿Habrá alguna hipopótama a la que le guste como canta?......

(Tit: Hipo canta. Posadas, C. Ediciones SM, 1987)

sábado, 5 de octubre de 2013

Las hijas de las tormentas. El quinto cristal


Y por fin llegamos a la última entrega, menos mal porque no se que sería de mi si tengo que leerme un cuarto libro. ¿Era imprescindible hacer tres libros de una historia que podría haber quedado mejor en uno solo?. Porque para jugar con los mismos recursos, escribir a veces, prácticamente, las mismas escenas, desarrollar idénticas ideas, y repetir diálogos hasta la saciedad, para todo esto, ya digo, es preferible escribir un solo libro con una buena historia y ya está. Imagino que será un encargo editorial y que el autor no ha tenido más remedio que imaginarlo así, pero.... no merece la pena, porque los que pagan el pato son los lectores de un autor muy digno, muy seguido y con una obra extensa y de calidad, pero que con productos como este decepciona.

El argumento gira en torno a la búsqueda del último cristal que les permitirá, junto con los demás, detener el cambio del eje magnético de la tierra que produciría el colapso de la civilización humana. Todas las Hijas de las Tormentas habían aparecido con uno pero también habían desaparecido con él… Excepto en el caso de Joa, y en el de Amina. Ahora necesitan encontrar a la tercera mujer que puede darles la pista definitiva para unir sus fuerzas: Indira Pradesh, nacida de una de las Hijas de las Tormentas en la India. Sin embargo, convencer a Indira no será fácil, porque su dura vida la ha convertido en una mujer escéptica y amoral con unos extraordinarios poderes.

Básicamente eso es lo que cuenta este tercer libro, y para eso volvemos a los tópicos, a las alusiones repetitivas sobre la belleza.

 "Tres mujeres hermosas, una con el cabello rojizo, dos con intensas melenas negras, altas, y esbeltas, únicas, acompañadas por un hombre joven, igualmente atractivo."

El mismo planteamiento, los mismos recursos, los mismos malos pero con distinta nacionalidad, diálogos, ya dicho, repetitivos, citas, frases, párrafos casi idénticos, de unos libros a otros, y para concluir mi mayor decepción en toda esta serie:

" Idealistas de izquierdas que se cuestionan, no dan nada por seguro, luchan por un mundo mejor, y los conservadores de derechas, reaccionarios siempre están seguros de todo, no se cuestionan nada. Eso es el totalitarismo"

Uffffff!!!!! que casposo, ¿no?. Y digo yo...¿no se puede ser un ser humano del montón, sin posicionarse en un lado ni en otro, suponiendo que aún existan tan marcadamente como algunos piensan? ¿Por qué hay que ofrecerles a los chavales una visión tan "limitada" de las ideas, de las personas? ¿Es este el mejor tipo de libro para ofrecer ese tipo de ideas, que al fin y al cabo pertenecen a la persona que está escribiendo?. Es complicado ser objetivo cuando uno escribe, pero creo que cuando los destinatarios son adolescentes en pleno periodo de crecimiento, a todos los niveles, aún más.
Lo que he venido repitiendo a lo largo de esta serie: creo que hay mejores formas de dar a conocer civilizaciones tan importantes históricamente como la egipcia, la china o la tibetana, que utilizando los recursos tan manidos por los autores "para adultos" como los extraterrestres, el terrorismo o la clonación. Si a esto unimos la cantidad de errores ortográficos de esta última entrega, sin duda puedo decir que es la peor de las tres. Decepcionante, previsible, escrita con prisas (al menos a mi me lo parece) prescindible, pero.... esta es mi opinión, ya sabéis, hay que leerlo, porque igual a vosotros os entusiasma.

(Tit: Las hijas de las tormentas. El quinto cristal. Sierra i Fabra, J. Edebé, 2011)

El abismo

"Una novela poderosa, aterradora y conmovedora que nos sumerge en el oscuro océano de la mente" Qué distinta a la anterior (El...