sábado, 16 de noviembre de 2013

La abuela de Olivia se ha perdido


Es lo que tenemos las personas que somos tan golosas, que la frase: "Este si que es el último" cuando se trata de pasteles...nunca es verdad. Y esto lo entienden perfectamente Olivia y su abuela. Lo que ya no saben es que se van a meter en un buen lio, el día que les encargan ir al supermercado a hacer unas compras.

"Olivia cree que los dueños del súper deberían dejar que se probaran los dulces, igual que se prueban los pantalones o un vestido, para saber cual te gusta más".

Algo de lo más razonable, ¿no os parece?...aunque igual el dueño del establecimiento no está de acuerdo. Pero ella cree que es una magnífica idea y ¡oh casualidad! se encuentra un paquete de bizcocho abierto. Así que, con sus deditos decide coger un pellizco, y sin que nadie se de cuenta continua probando aquel delicioso bizcocho, hasta que cerrando sus ojitos exclama:

"- Mmmmmmmmmm"

Sólo que al abrirlos cae en la cuenta que la abuela ha desaparecido o..... ¿será ella acaso la que se ha despistado?. No hay problema, sea como sea, Olivia sabe lo que tiene que hacer, y en un plis-plas la abuela aparece junto al mostrador central, aunque eso si, algo nerviosa.

"- No le contaremos a nadie que me he perdido".

Como tampoco le contarán a nadie que el primer pastel del domingo se lo van a comer en ese mismo instante, porque...¿Hay algo mejor para celebrar un pequeño despiste que un dulce?....Mmmmmmm.....Nooooooooo!!!!.
Una historia divertida, sencilla, para contar o para compartir....aunque no seas golosa/o. (A partir de 3 años).

(Tit: La abuela de Olivia se ha perdido. Lindo, E; Ilus. Urberuaga, E. SM, 1997)


No hay comentarios:

Publicar un comentario