viernes, 2 de mayo de 2014

El salto


A vueltas con la originalidad (no lo he hecho a propósito, ya sabéis que yo me dejo guiar por el destino y escojo las lecturas en función de lo que mis deditos deciden coger) una nueva historia (son infinitas) que habla sobre el valor de ser diferente, del coraje que se necesita para seguir siendo uno mismo a pesar de las dificultades, ser diferente a los demás, ser únicos....

Todo esto está muy bien, pero... ¿que queda entonces de esta "hermosa" enseñanza si luego les compramos a los niños la tablet de moda, el ipad del vecino, las zapatillas de una determinada marca, y no otras, les cortamos el pelo como el cantante que arrasa...? y así, hasta convertirlos en clones unos de otros.... ¡Vaya!...lo siento, me he liado, menudo mitín.....a lo mío que son las lecturas, leo....

"Erase una vez un grupo de ballenas. Pero una de ellas era diferente. Y cada vez que intentaba alejarse del grupo se sentía sola, perdida, tenía frío, tenia....MIEDO ""

Y siempre regresaba. Hasta que un día consiguió, siguiendo la luz de la superficie llegar arriba, a lo más alto, y vio que la cosa no era para tanto, que ya no tenía miedo y...SALTÓ.

¿Y ya está?. Ya está. Así de fácil, a eso se le llama tener valor, y eso supone, muchas veces ir en contra de lo que opina la mayoría, que se burlen un poco (o un mucho) de ti, que te tachen de friki, que te llamen raro, que... pero merece la pena chavales, merece la pena porque es la única manera de ser felices, siendo fieles a vosotros mismos, a vuestros gustos (por raros que sean, ¿quien ha establecido lo que tiene que ser?), a vuestra ilusiones, deseos, fantasías...A decir bien alto, por ejemplo: ¡¡No me gusta Justin Bieber!!.... o "Soy del Villapadierna Fútbol Club" aunque no lo conozca nadie... ¿Y qué?
(Tit: El salto. Rigiroli, P. Kokoro, 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario