miércoles, 15 de octubre de 2014

Prohibido leer a Lewis Carroll


¡Vaya! ¡qué casualidad!...Bueno, en realidad yo no creo en las casualidades, lo sabéis quienes visitáis este blog con frecuencia. Acabo de leer este libro, y CASUALMENTE, le dan el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, JUSTAMENTE, cuando voy a subir su reseña..... Cosas del destino, de los duendes, de...

Pues no me extraña nada este premio. Me lo he pasado pipa leyendo esta aventuradesventura de la señorita Chignon institutrizdesactriz. Enmarcada a la perfección en un ambiente de época que recrea a las mil maravillas, la historia tiene un ritmo trepidante, original, absurdo y caótico, con el que disfrutas de principio a fin.



Los personajes se hacen entrañables: la patosa institutriz (la versión femenina de Mister Bean), la doble de Alicia, el estrafalario tío (a mi me recuerda a Flip el amigo saltamontes de la abeja Maya), la esperpéntica madre de la niña, el potentado padre..... unos personajes muy bien construidos, creíbles, que te hacen la historia amena, real y divertida a un tiempo.



Las ilustraciones, al igual que el texto, son geniales y te sumergen en esa época fácilmente. Hay momentos en que me pareció oler el te humeante de las tazas, así como los bollitos de crema y los sandwiches de crema de pepino... ¡que hambre me entraba! Jejejeje.....


Las referencias históricas y literarias son constantes. De hecho al final del libro hay una doble página de "no agradecimientos" que repasa los nombres de personajes reales que han sido utilizados, y que tendréis que descubrir vosotros (quien no haya leído aún el libro) porque yo no voy a soltar prenda.
Un buen libro. Un premio merecido. Mi más sincera enhorabuena. ¡Chapeau!..... como creo que diría Mademoiselle Chignon.
(Tit: Prohibido leer a Lewis Carroll. Arboleda, D.; Sagospe, R. Anaya, 2013)

miércoles, 8 de octubre de 2014

Malena en el espejo


"Desde pequeña siempre había oído que la belleza está en el interior"

Así comienza este álbum y como no podía ser de otro modo, como demostración palpable nada mejor que utilizar una radiografía. ¿Ingenioso verdad?


Cada uno de los lastres que acompañan a cualquier ser humano, para no poder ver lo valioso que es, lo perfecto y completo que ya es en realidad sin buscar más allá, tienen su propia ilustración: capas de corazas (lo identifica con moluscos); complejos (espejos que reflejan una persona muy gorda cuando la realidad no es esa); miedos (una barca solitaria navegando en unas aguas tenebrosas); exigencias (unos árboles que en realidad son escalas de medir, reglas, enormes reglas a las que casi no alcanza la vista)...
Las ilustraciones son el reflejo del interior de Malena. Por eso los colores son tan importantes, y los elementos de cada ilustración.... Una habitación abandonada, revuelta, llena de cosas, de trastos ¿Quién no ha sentido su interior a veces como una habitación en ese estado? Una jaula de pájaros abierta de par en par... ¿No es cierto que a menudo nos sentimos como los pájaros enjaulados que están deseando echar a volar? La ruptura de las cadenas que tanto nos atemorizan, de los miedos, las limitaciones, las dependencias, las frustraciones..... ¡¡Abrir ventanas para que entren la luz, la claridad del sol, el viento o la lluvia!!
Malena se busca a sí misma....¿Dónde se encontrará?..... ¿Seguramente en un pequeño espejo llamado alma, que solemos tener muy abandonado?.... Es posible.

               


(Tit: Malena en el espejo. Ferrándiz, E. Thule, 2014)