domingo, 13 de diciembre de 2015

El gigante y los pájaros


Piesgrandes es un gigante muy alto, demasiado, muy grande, demasiado, y que está muy sólo...demasiado. Y está tan sólo porque ha tenido que huir de las miradas de los demás, de sus odios y pequeñeces, y ahora vive en lo profundo del bosque. Seguro que ahí está mejor, rodeado de árboles, animalillos y pájaros, muchos pájaros.
En la primavera los nidos se llenan con crias, y un día una de ellas se cae a los pies de Piesgrandes. Desde ese momento el gigante se convierte en su papá: dándole calor cuando le mete cuidadosamente en uno de sus bolsillos,y ofreciéndole gusanitos para comer que encuentra entre las cortezas de los árboles. El pajarito va creciendo, y la amistad entre ellos también, incluso llegado el momento le presenta a su enamorada, al futura madre de sus polluelos. Mientras las estaciones van sucediéndose, la camisa del gigante, aquella cuyo bolsillo dió cobijo a su primer pajarillo, se va llenando con unos cuantos nidos más. Nidos de paja, musgo y plumón que el bondadoso gigante permite que hagan sus, ahora, cientos de pequeños amigos.
Piesgrandes sigue siendo un gigante alto, muy alto, demasiado tal vez, muy grande, demasiado quizá, pero... ya no está solo.
Tierno, conmovedor, aleccionador, muy dulce, como Piesgrandes y con unas ilustraciones taaaaan bonitas, de Rebeca Dautremer no os digo más
(Tit: El gigante y los pájaros.Biondi, G. Timún más, 2011)
 

En una noche de tormenta

(Aviso que esta vez voy a comenzar de un modo poco original)

En una noche de tormenta (¿Qué os había dicho?)  una cabrita blanca se refugia en una cabaña (que digo yo que seguramente será una cueva), y se dispone a relajarse mientras espera que la tormenta cese.
¡Crac1 Alguien había entrado en la cabaña? ¿Quién será? Tic, toc, tic, toc. Era el ruido de una pezuña... parecía ser una cabra. Sintió alivio y decidió conversar.

" -¿Cómo? ¿Quién ha hablado? Está tan oscuro que no me había dado cuenta - dijo una voz ronca y entrecortada."

Voz que pertenecía a un lobo, al que también había sorprendido la tormenta y que había tenido la mala pata (literalmente) de torcersela, lo que le obligaba a caminar con una muleta. Para colmo de males, además, se había constipado.

" - ¡Ah, ah, atchís!
 - ¿Se encuentra bien?
 - Si, me parece que me he resfriado, tengo la nariz tapada... (menos mal, ¿no?)*
 - Jeeee, ahora entiendo porque tiene esa voz (respondió la cabra que por un momento se había mosqueado)*
 - Jaaa, debe ser eso."
* Los comentarios entre paréntesis son míos.
Entonces s desarrolla una conversación entre estos enemigos acérrimos ignorando quienes son. Se cuentan donde viven: uno en el Valle desolado, la otra en el Monte fresco. Piensan a la vez en comida, para cada uno de ellos algo muy diferente, por supuesto, pero ambos coinciden que en el Valle Mullido hay comida en abundancia, mientras a la vez....

" - ¡Hierba! - dijo la cabra
 - ¡Carne! - dijo el lobo"

Pero el sonido de un trueno silencia sus palabras, y ninguno puede escuchar lo que ha dicho el otro. Más tarde es la luz de un relámpago, que ilumina debilmente el interior de la cabaña, la que dibuja unas sombras muy parecidas en la pared. Ambos tienen mucho miedo y eso provoca que se junten sus cuerpos un poco más. Ambos notan algo raro, pero apenas le dan importancia, es mucho peor el miedo que sienten. El miedo lo enmascara todo.
Cuando la tormenta comienza a escampar sigue siendo de noche, sigue sin haber luz suficiente para reconocerse. La noche les ha unido tanto que deciden volverse a ver, pero... ¿cómo lo harán? ¿cómo lograrán reconocerse? Y se les ocurre dar una contraseña, se llamarán "en una noche de tormenta". Así se despiden, hasta la próxima vez que.... se vuelvan a encontrar.
El autor del cuento al final les hace una pregunta a los lectores: ¿Qué hariáis?
(Tit: En una noche de tormenta. Kimura, Y. Duomo, 2014)

miércoles, 2 de diciembre de 2015

La evolución de Calpurnia Tate


- Ya te pregunté una vez y no me contestate: ¿de qué hablas con él?
- Caramba Harry, hay muchas cosas de qué hablar. De bichos y serpientes, gatos y coyotes, de árboles y mariposas y colibríes, de nubes, del clima y del viento... Están los osos y las nutrias, aunque cada vez es más dificil encontrarlos por aquí. Están los barcos balleneros, o...
- Está bien.
-Los Mares del Sur y el Gran Cañón. Los planetas y las estrellas...
- Que si, que si.
- Los principios de destilación (...) las leyes de Newton los prismas y los microscópios, el...
- He dicho que vale.
-La gravedad, la fricción, las lentes, los prismas...
- Ya me hago una idea.
- La cadena alimentaria, el ciclo de la lluvia, el orden natural... Harry, ¿a donde vas?

Calpurnia Virginia Tate es la única chica de un total de siete hermanos. Tiene doce años y un afán por aprender inagotable. Pero no por aprender cualquier tontería. ¡Por supuesto!

- Calpurnia - me llamó - ¿otra vez al río?
- Si mamá - contesté con mi mejor voz de niña buena, alegre y obediente.
- Tráeme primero tu costura.
- ¿Qué?
- No digas "qué" de ese modo, hija. Tráeme tu costura y ya hableremos de ir al río. ¿Y donde está tu gorro? Te van a salir pecas.

Último año del siglo XIX, Estado de Texas, clase media alta, mujer... con estas papeletas, el aprendizaje de Callie consiste en ser una buena esposa, y todo lo que esto conlleva: cocinar asados de carne, tartas de manzana, coser, tejer calcetines y hacer remiendos... Todo lo que ella odia. A ella lo que le gusta es leer, aprender, y descubre que su abuelito puede enseñarla muchas, muchas cosas. Su abuelito y un libro de un señor llamado Darwin, que ella comienza a leer aunque le resulta complicado.

Es un libro maravilloso cuyo final me ha dejado sin palabras porque me ha decepcionado. Me ha sabido a poco, me esperaba otra cosa, otro desenlace... aunque bien es cierto que no tiene sentido que haya desenlace porque la vida sigue, sin más, e imagino que eso es lo que quiere dar a entender la autora. No sé, paranoias mias, no me hagáis mucho caso.

A pesar de todo (y en esto me incluyo) es una lectura fantástica sobre el despertar a la ciencia de una pequeña inquieta y espabilada. A la ciencia y a la vida, porque además de sus visitas al río, al laboratorio de su abuelo y biblioteca, ella sigue con las clases en el colegio, las peleas con sus hermanos, las confidencias a su mejor amiga Lula, y... si, las clases de cocina, costura, tejido de calcetines, aunque con diferentes resultados, no demasiado vistosos.

Me ha encantado ser testigo de la culminación de un descubrimiento, y de la evolución de Callie que se intuye en cada capítulo. Capítulos que comienzan con una cita del famoso naturalista. Además de ser un buen libro para aprender sobre el método científico, resulta muy divertido por el personaje protagonista, sus salidas de tono, pensamientos, y preguntas son, a menudo, desternillantes, y llenas de una gran inteligencia. 
Una lectura muy entretenida, y, a la vez, didáctica. Recomendable para todas las edades (de hecho el libro está en la Sala de Adultos de la biblioteca) Seguro que os gusta... a pesar del final jejeje.
(Tit: La evolución de Calpurnia Tate.Kelly, J. Roca Editorial, 2009)


domingo, 22 de noviembre de 2015

El rey Arturo cabalga de nuevo, más o menos


El tiempo pasa, de eso no cabe la menor duda, y pasa para todo el mundo, incluídos los reyes, incluído Arturo. Si, el gran rey Arturo, el de la mesa redonda y sus caballeros, el de la espada Excalibur, el de... Bueno, ya sabéis a quién me refiero, ¿no? 250 años le contemplan y, aunque para la edad que tiene está hecho un chaval, él prefiere continuar repanchingado en su sillón, con las zapatillas de paño a sus pies junto a la chimenea encendida (No, no es nada tonto este rey como podeís comprobar)

" - ¡Por las barbas de Neptuno! ¿Ante qué tipo de prodigio me encuentro? ¿Qué criatura es esta que continúa ardiendo sin madero alguno?"

Una salamandra resplandeciente, un fuego de Santelmo empeñado en saltar desde las ascuas ardientes para proponerle al rey una nueva aventura, una búsqueda a la que no podrá decir que no... ¿O si?

" - Aquello que llevaís tantos años deseando en secreto, aquello que podreís conseguir con..."

El caldero de Quimpercorentin, el mismo. El que te concede cualquier deseo si se lo pides, el que se encuentra en el castillo de Irás y no Volverás (suena muy chungo, efectivamente) que guarda el nigromante Brumante Tanabrús, y...
Pero lo primero, es lo primero, y lo que debe hacer, antes que nada, es levantarse del sillón, quitarse las zapatillas de paño (si, esas de cuadros tan calentitas, que dan tanto gustito, con los pies fríos del más crudo invierno... ¿Dificil decisión verdad?) convencer a Excalibur (la espada tiene un genio de mil demonios) y sobre todo, sobre todo, vencer el miedo que tiene... ¡¿Arturo tiene miedo?! Pues si, el paso del tiempo le ha hecho un poco cobardica.
Pero...no tiene de que preocuparse (tarea imposible porque se angustia con poca cosa) no va a estar solo para tomar decisiones (es más, parece que el no va a tomar ninguna, y son los demás los que le van a obligar. Pobre hombre, con lo bien que se habría quedado junto a la chimenea calentito...) Merlín (aún más anciano que él, pero mucho más marchoso) Dindondel, el bufón, El Caballero de la Oca (en realidad una pastora), las druidesas, los hombres musgo, los enanos..... ¡Más parece una procesión esto, que no una aventura terrorífica! ¿En qué acabará todo? ¿Lograrán llegar al castillo y usar el caldero? ¿Sortearan con exito todos los peligros que les van acechando? ¿Darán de lado a la terrible bruja Viviana? Brrrrrrrr........

¡Muy divertido! Al viejo estilo (tiene una pila de años) ganó el Premio Barco de Vapor de 1997, entre otros, y se nota mucho en las referencias humorísticas. Hacía mucho que yo no oía "alma de cántaro", lo utlizaba mi profesora de matemáticas tooooodos los días, jejeje. Con un rey que recuerd mucho a José Mota, y un Merlín al más puro estilo Gandalf, cuando una historia está bien escrita no pasa el tiempo por ella... aunque para sus protagonistas si. No os la perdáis, vaís a pasar un rato muy divertido.
(Tit: El rey Arturo cabalga de nuevo, más o menos. Moleón Viana, M.A. SM  Colección Barco de Vapor 1997)

lunes, 16 de noviembre de 2015

Paisaje de amor


Hace poco hemos celebrado Halloween: calabazas, disfraces, chuches, demonios, fantasmas, brujas.... Todo un arsenal de herramientas para vencer el miedo. Hablar sobre la muerte nos resulta complicado, y si nos resulta complicado hacerlo a los adultos, mucho más aún si se trata de contárselo a un niño. Pero es evidente que hay que hacerlo, algún día, de algún modo. Un abuelo, una vecina, el tío del pueblo, una compañera de colegio, la mascota..... Es algo por lo que todos vamos a tener que pasar. La vida es así, y no deberíamos taparnos los ojos para no querer ver lo que es inevitable. Tristeza, abatimiento, rabia, desconcierto, ansiedad, desesperación.... todo es perfectamente comprensible. Somos humanos, no lo olvidemos. Y mi adorado Jimmy Liao sabe perfectamente como contar todas estas cosas.

Es duro echar tanto de menos a alguien, mientras entre sollozos te llega el sueño. La vida sigue, y aunque el/ella ya no esté, si lo están el paisaje, los pájaros, las nubes, o los algodones de azucar que se compartieron. Y lo que comienza en un bosque oculto por la maleza acaba por convertirse en un hermoso mar de flores, porque.... si, efectivamente, la vida sigue. Y las estaciones se suceden, y los años pasan.... Y, si uno cree en esas cosas, las personas que se han ido se convierten en ángeles que nos protegen, nos guian, y que de algún modo siguen compartiendo esas cosas. No hay nada de malo en pensar en la existencia de ángeles, ¿porque iba a serlo? Es una herramienta más para hacer del duelo un tránsito más llevadero, y así lo cuenta este espléndido álbum. Un buen modo de explicarle a un niño, y a un adulto también, como superar esos dificiles momentos. Pura poesía en imágenes. Melancólico, como tiene que ser. La vida no siempre es un Jaja Juju, y eso debemos saberlo los adultos para podérselo explicar a los más pequeños.
(Tit: Paisaje de amor. Liao, J. Barbara Fiore, 2015)


 
Hoy la recomendación es doble. Y es que os traigo un libro, lo he sacado de la Sala de adultos de la biblioteca, que al leerlo me ha parecido perfecto para que lo lean los niños. Dado el ambiente de estos último días, comprenderéis el motivo.
Maya y Mati son dos niños que viven en un pequeño pueblo donde, desde hace ya muchos años, no hay ningún animal. Ninguno. Ellos nunca los han conocido, y los adultos, que si lo han hecho, optan por dos aptitudes: no quieren hablar de ello, de ellos, se muestran contrariados, molestos, a la defensiva.... O bien hablan de su existencia en un tiempo remoto, y no les importa aceptar que les echan de menos, que la vida cuando ellos estaban era.... ¿Ningún animal es... ningún animal?  Ninguno. Los niños no saben como son las hormigas, ni las abejas, ni los caballos, ni los perros, ni las cotorras, ni.... Nada, ya he dicho.
Así que Mati y Maya están empeñados en encontrarlos, en saber la historia, en averiguar que pasó... cuando pasó. Y así es como se internan en lo profundo del bosque.....
Es este un libro que habla sobre la intolerancia, el malestar por sentirse diferente, por ser diferente. Habla sobre comportamientos que copian los niños porque se los ven a los adultos. Habla de incomprensión, de miedo, de lo absurdo que es seguirle el juego al más patán de los patanes, aún sabiendo que lo es. Habla de...la vida de los humanos, cuando dejamos de serlo. Porque si la humanidad nos define... que no sea la que nos separe.
Recomendabilísimo para leer adultos, niños, leérselo a los niños, y luego... practicar. Nunca es tarde para cambiar, nunca.
(Tit: De repente en lo profundo del bosque. Oz, A. Siruela, 2006)

sábado, 7 de noviembre de 2015

Un regalo del cielo


Si os soy sincera, este libro lo he escogido porque la cubierta me pareció una ilustración japonesa (ya sabéis mi adoración por la cultura de aquel país) Lejos de decepcionarme, al darme cuenta que no se trataba de ningún autor o ilustrador nipón, su lectura y contemplar sus ilustraciones me ha conmovido. ¡Qué ternura de historia! Es un claro ejemplo de que no es necesario escribir sobre cosas complicadas para conformar un álbum repleto de belleza, y a la vez resultar pedagógico. Os cuento de que trata y.. ya me diréis.

Una mamá humana pierde un bebé. Una mamá oveja pierde su corderito. Cada una encuentra al bebé de la otra. La humana encuentra al corderito en un parque. La oveja al bebé entre los juncos del río. El sentimiento maternal hace que cada una de ellas decida proteger, aunque no se trate de su propio bebé, al que han encontrado.

"La mamá humana se llevó el corderito a su casa donde empezó a cuidarlo" "La oveja escondió al niño en un campo de alfalfa y cada poco iba a verlo, para lamerle la barriguita y darle de mamar" ¡Y los bebés tan contentos! (¡pero que listos somos cuando somos pequeños!.... según vamos creciendo nos ponemos a pensar... y lo liamos todo)


Que maravillosa idea, ¿no? ¿El qué? Pues está muy claro: intercambiar bebés, se podría hacer con frecuencia, ¿no creéis?


No, supongo que no. Lo mismo pensaría el pastor que vió al bebé en medio del campo y decidió que aquello no era normal ni logico y avisó en la ciudad. Se puso en contacto con la mamá humana que pronto descubrió que el corderito que ella cuidaba, le pertenecía a la oveja que estaba cuidando a su pequeñin.
Todo volvía así a la normalidad. El bebé humano con su mamá, y el corderito con su mamá oveja.
Pero.... (Me encanta siempre esta parte, a vosotros no? El momento en que yo siempre pongo un pero que...siempre, o casi, existe jejeje)

¿Todo volvería a la normalidad? ¿Habría quedado todo en el olvido? ¿Olvidarán los bebés a quienes les habían cuidado con tanto amor, aunque no fueran sus verdaderas mamás? ¿Vosotros que pensáis?

Enternecedora, bellisima, sutil, alentadora.... Las imágenes no hacen si no embellecer, aún más, un texto magnífico. Disfrutarlo, leérselo a los más pequeños, decidles cuanto los queréis. Además tenéis la oportunidad de explicarles que el amor no distingue de especies, y que las mamás del resto de los animales son tan valiosas, hermosas y dignas de admiración como las mamás humanas.
(Tit: Un regalo del cielo.Martín Garzo, G. Ilustraciones: Odriozola, E. SM, 2007)

domingo, 25 de octubre de 2015

Otro Halloween está al caer....

Un año más se aproxima Halloween. Se me erizan los pelos sólo de pensarlo. No tengo más remedio que buscar, olfatear, investigar, y merodear, hasta encontrar algunas lecturas que me lo hagan más llevadero. Estas son mis recomendaciones para atenuar el miedo o... PARA PASAR MUCHO, MUCHO, MUCHIIIIIIISIMO MIEDO... JAJAJAJAJAJAAAAA (¿o tendría que ser JOJOJOJOOOO?)




Este es uno de esos álbumes en los que hay que poner voces. Ya me entendéis. Pueden ser voces chillonas, tenebrosas, desgarradoras, espeluznantes, cursis, incluso chistosas, pero hay que leerlo en voz alta. Bueno, más bien susurrarrrrrr,,,,, Es una historia perfecta para contar esa noche a los más pequeños metidos en sus camitas, con las sabanas tapándoles hasta las narices, y.... Me entretengo mucho, lo siento, a lo que vamos....


Esta es la escalofriante historia de un reloj que da la campanada número 13. Si, no me he equivocado, son trece las campanadas, ni una más, ni una menos. Cada una de las campanadas, hasta llegar al fatídico número se suceden, y con ellas los seres horripilantes que las acompañan: duendes, fantasmas hambrientos, algo viscoso, arácnido y volador, niños y niñas calabazas.... TIC-TOC, las campanadas se suceden, desde la primera, a la última..... ¿Y qué sucede en la decimotercera campanada?..... ¡SSSSHHHHSSSSHHHH MISTERIOOOOOOOOO! TIC-TAC, TIC-TAC, TIC-TAC....



"Subiendo por las escaleras, andando de puntillas hacia la habitación de la niña... al final del pasillo, abren la puerta, chirrian las visagras......"



Escalofriantemente divertido, a la vez que tenebroso (las ilustraciones como deben ser en blanco y negro) y espeluznante...... ¡BBBBBRRRRRRRRUUUUUU!.... ¡Muy chulo!
(Tit: Las trece en punto. Stimson, J. Faktoria K de Libros, 2007)
Ignoro que animalito es Toupie, sólo se que es listo, quizá demasiado, y glotón, quizá en exceso. Parece un ratón, pero vaya usted a saber. Binou, de eso si estoy segura, es un pequeño gatito blanco. No es tan listo, pobrecito mío, ni le da tanta importancia a la comida. El caso es que se acerca Halloween y ambos van a salir juntos, en su primer truco o trato. Toupie le ha buscado un disfraz al pequeño gatito un tanto incómodo. ¿Lo habrá hecho a posta? Le está tan grande que no puede ni andar, mucho menos tocar los timbres, hablar o recoger las chuches que les dan.. En realidad todo esto parece importar poco, Toupie se encarga de todo. Se encarga hasta de hacer el reparto de las golosinas que han conseguido:


 "Un caramelo para Binou, dos caramelos para él. Dos caramelos para Binou. Seis caramelos pra él"


¿No os decía yo que era un glotón? ¡Tendrá cara dura!
Una historia encantadora, para los más pequeños. Para los primeros "Halloweens" de la casa.
(Tit: Un Halloween divertido. Dominique, J. Edebé, 2011)



 
Lo peor de que te den el cambiazo con tu sombra, es que tienes que devolver la que no te corresponde, lo que significa una visita al cementerio más cercano porque tu sombra se la ha quedado un muerto. Además si la sombra que llevas puesta es encorvada, de largas uñas, lleva sombrero de copa y bastón.... Imagino que no tiene que ser muy agradable pasear con una sombra así.


Esto es lo que narra un chaval, misterioso él también porque en ningún momento dice su nombre. Si conocemos el del conserje de su colegio, Jaime, que sabe perfectmente como mantenerse sano y fuerte: comiendo un montón de ajo, tanto que estar a su lado es apestoso, e ir a visitarle a la garita es un horror...pestilente.


Dicho conserje ayudará al protagonista de esta historia a recuperar su sombra, perdida en el cementerio cuando ha ido al entierro de su abuela. Una sombra muy cargante que le está metiendo en muchos problemas. ¿Cómo conseguirá deshacerse de ella y recuperar la suya? ¿Conseguirá con este nuevo "look" que la niña más guapa del colegio, Patricia, se fije en él?


Una lectura entretenida, para ir introduciendo a los niños en las historia de miedo que, como ya sabemos los adultos, a veces pueden ser muy divertidas.
(Tit: Sombra robada. Albo, P; Serrano, L. Thule, 2014)



Es una noche muy especial, ya que según las creencias paganas las puertas del otro mundo están abiertas. Quien sabe... a lo mejor algún espiritu travieso e inquieto os hace una visita. Disfrutarla contando historias de fantasmas, leyendo a los más pequeños, compartiendo chocolate caliente y un gran trozo de bizcocho de calabaza. JAJAJAJAAAAAA..... ¿O habíamos quedado en que era JOJOJOJOJOOOOOO?

sábado, 10 de octubre de 2015

La muñeca y la castañera


Cuando era pequeña había una colección de cuentos que traían en la portada lo que yo consideraba un regalo. Cada ejemplar llevaba un objeto que hacía alusión al título: El urbano Ramón, un pequeño silbato; Caperucita roja, una cestita; La ratita hacendosa, una escoba, y creo recordar Maruca, la castañera, un diminuto atizador.... ¡Qué tiempos aquellos! Y de castañas va este álbum....

Marcela es una niña que vive junto a su abuela, que es castañera, y su vieja y desgastada muñeca. Con ella lo comparte todo: desde la comida, a los besos de su abuela. En su casa las castañas se comen a todas horas, y de todas formas posibles: sopas, cremas, asadas, crudas... Cuando llega el invierno, su abuela traslada el puesto cerca de una preciosa jugetería, repleta de los juguetes más hermosos, pero también caros, muy caros. Entre ellos hay una espléndida muñeca de la que la abuela está encaprichada, y a la que si sus ancianos ojos no engañan, cree ver triste, cada vez más triste.

"Yo sé lo que te hace falta. Una niña que te quiera"

A pesar de que ella misma sabe que no va a poder comprarla, decide entrar en la tienda y preguntar el precio. Efectivamente, jamás podrá pagar, por muchas castañas que venda, un juguete tan caro. Abatida abandona el pueblo y vuelve a casa, una noche más, junto a su nieta que la espera. Y así va pasando el invierno. Marcela, con su vieja muñeca, y la anciana castañera.
Sin embargo un día, el destino le hace un guiño. Un rico señor pierde, debido a las prisas y el mal tiempo, una de las decenas de cajas con las que sale de la juguetería. La campanilla de la tienda, entonces, suena dos veces, preguntando a la anciana: ¿Crees en la suerte? Nerviosa se acerca hasta la caja, no quiere ni mirar, podría ser que la suerte si estuviera esta vez de su lado y le ayudara a... ¡Ahí está! Al abrir se topa, efectivamente, con la muñeca. De este modo podrán tirar ya la fea y desgastada muñeca. Qué contenta se iba a poner su nieta. Y al llegar a casa, entusiasmada, pletorica, ensimismada, aunque aterida de frío, le dice:

"Mira lo que te traigo"

Marcela, al ver la muñeca, se alegró, aunque no tanto como lo hizo su abuela. Era un precioso y caro regalo, si, sin duda, pero un regalo así, seguramente, no se podria estropear, ni ensuciar, ni toquetear mucho, ni...... Es un regalo que hay que proteger, cuidar, y guardarlo en una caja, en lo alto del mueble. ¿Para quién era el regalo? ¿Ha sido capricho de la abuela, o de la niña? ¿La abuela no ha sabido entender los deseos de su nieta? Quizá Marcela no haya pedido nada... ¿o si?



El final es de lo más enternecedor, y los padres seguramente os reconoceréis, o lo hareís en alguno de vuestros hijos. El mejor regalo, a veces, no se compra, no tiene precio. ¡Cómo echo de menos yo mi cuento del urbano Ramón!
(Tit: La muñeca y la castañera. Aliaga, R. OQO, 2008)

sábado, 3 de octubre de 2015

Súper Beige


Ya os decía que mi intención era resarcirme del sofocón que me llevé con la segunda parte de Reckless... ¡Y vaya si lo he conseguido! Si la anterior entrada era sinónimo de belleza, ésta lo es de humor... al estilo francés, eso si (los que me seguís ya sabréis de mi pasión por lo francés y lo japonés.) Corresponda al estilo que corresponda, lo cierto es que Súper Beige es la mar de divertido, su protagonista entrañable, y el final prometedor. Una buena dosis de optimismo para estos duros tiempos que corren, porque... quién no se consuela es porque no le da la real gana.

¿Beige? ¿Qué color es ese? ¿A quién le puede gustar el beige? Y menos... ¡Santo cielo!.... El rojo de Spiderman; el negro de Batman, el azul de Superman. Eso si son colores que definen a un superhéroe, pero... ¿el beige? ¿Tendría éxito un superhéroe vestido de ese color? Pues en las páginas de este estupendo álbum ilustrado encontaremos la solución. Sin embargo un superhéroe necesita, además de superpoderes, gente a la que ayudar con ellos... Aquí es donde Súper Beige se encuentra con algún que otro problemilla.



"Buenos días pájaro. ¿Quieres que te salve? No, gracias. Sé volar y cantar. Y me encanta vivir así"
"Buenos días árbol. ¿Quieres que te salve? No, gracias. Doy sombra a las ovejas y mis frutos son dulces. Y me encanta vivir así"
"Buenos días piedra. ¿Quieres que te salve? No, gracias. Tengo mis amigos, y a veces doy brincos sobre el agua. Y me encanta vivir así"




Vaya, lo cierto es que no resulta tan sencillo ser un superhéroe, al menos para éste. Cabizbajo y derrotado decide irse a su casa. En el camino de vuelta, a punto está de pisar a un pequeño escarabajo.... ¿Querrá que le salve? ó ¿Acabará espachurrado bajo las botas de Súper Beige?
La solución en las páginas de este sencillo, entretenido, divertido y bien construido libro, que os recomiendo leer a los más pequeños, y que los más mayores deberían leer también para aprender que la vida, en ocasiones, es mucho más simple de lo que creemos. Tan sólo hay que mirar bien... sobre todo si vamos a pisar algo que no debemos... Jejeje.
(Tit: Súper Beige. Ribeyron, S. Cuatro Azules, 2014)

sábado, 26 de septiembre de 2015

El idioma secreto


Ya dije que tenía que resarcirme de la última lectura, y ¡vaya si lo he hecho! Nada mejor que la poesía ( y eso que yo no soy lectora habitual de ella) para poner algo de belleza en toda su plenitud. Y como caído del cielo (en este caso más bien de una estantería) llegó a mis manos esta preciosa historia y sus bellas imágenes. Ninguna duda de que el azar se preocupa de complacer mis deseos.

                                         "El idioma secreto me lo enseñó mi abuela.
                                          Y es un idioma que nombralas plantas de tomate,
                                          la harina, los botones..."



Un homenaje a la figura de la abuela, una abuela rural en este caso. Una herencia, una caja, un tesoro, el mayor de todos: conocer el mundo, reconocerse en él, formar parte de la Naturaleza, amarla, disfrutarla. Escrito e ilustrado con el corazón, desde el corazón. Bellísimo. Apendizaje y recuerdos que quedan grabados en el alma de una niña. Una niña que se hace mayor, y sigue sintiendo en el alma lo que su abuela la ha dejado en herencia: no es sólo una caja, es la sabiduría para estar atenta a cuanto le rodea.

                                              "Recuerdo especialmente la menta,
                                               porque de ella colgaban,
                                               los pequeños fantasmas de la familia."



                                              "Había seres que cruzaban la huerta,
                                               cuyo paso asociabamos con la
                                               buena suerte. El santuario
                                               de la hierba y su partenón,
                                               el dios conejo, el dios diente de león"


Cuando te enseñan es todo más sencillo, y de esa forma echar migas a los pájaros, plantar unas semillas, pasear hasta el mercado, o mirar por la ventana se convierten en algo mágico, lleno de vida, de amor, en algo especial aunque sean las cosas más sencillas e insignificantes.

                                              "A veces ibamos juntas a la ciudad, y era una fiesta.
                                               Yo, abrigo de alas. Mi abuela, corona de higos.
                                               Me pregunto si alguien reparaba en la felicidad
                                               de unas princesas campesinas."

Un libro que en realidad es un homenaje a las abuelas, así que es perfecto para que los niños lo lean e identifiquen el amor por ellas en proporción a lo que pueden aprender de su experiencia y sabidurías, que, sin duda, es muchísimo.

Si las palabras de María José Ferrada te llegan hasta lo más profundo del corazón, las imágenes de Zuzzana Celej, como siempre, son el omplemento perfecto: llenas de ternura, dulzura y elegancia. No dejéis de leerlo, incluso para los más peques, porque nunca es demasiado pronto para enseñarles a identificar cuanto amor reciben de los más mayores de la casa.
Es un libro laureado con varios premios: el de Poesía para niños Ciudad de Orihuela en el año 2012, y el de la Fundación Cuatrogatos en 2014.
(Tit: El idioma secreto. Ferrada, M. J. Ilustraciones: Celej, Z. Kalandraka, 2013)

sábado, 19 de septiembre de 2015

Reckless. Sombras vivas


Si antes lo digo.... Os había comentado, en la entrada anterior, que Cornelia Funke nunca me había decepcionado, que si patatín patatán.... Pues olvidar mis palabras, éstas al menos. ¡Qué decepción de segunda parte! ¿Conocéis el dicho de segundas partes nunca fueron buenas? Pues aplicarlo aquí (Todo esto, como siempre digo, es mi humilde opinión)

Si "Carne de piedra" me resultó una lectura inquietante, a pesar de su angustia, o quizá precisamente por ella, "Sombras vivas" me ha resultado agotadora, aburrida, a lo que hay que sumar más de lo mismo: tristeza, crueldad, angustia...¡Ufff! me ha resultado una lectura imposible, y mira que estaba deseando saber más sobre Zorro, Jacob, su cuñada, el Hada oscura.... Oscura, eso es, muy oscuras se me hacían las horas que tenía que dedicarle. Pero bueno, paso de quejarme, y os cuento en pocas palabras de qué va el libro.

A Jacob le queda poco tiempo de vida (os recuerdo que tras recibir el maleficio de un hada, para salvarle la vida a su hermano pequeño que había recibido otro maleficio del Hada oscura, lleva la señal de una polilla en el pecho que, si no encuentra el remedio, acabará matándole. Me imagino que habréis llegado a la misma conclusión que yo: a estos dos hermanos no les va bien relacionarse con hadas.)
Lo está intentando todo para revertir el hechizo, pero no hay nada que funcione. Su última esperanza es la ballesta del cazador de brujas, "el verdugo de las brujas" en realidad, de nombre Grismundo, muerto ya hace tiempo.En su tumba un acertijo que hay que descifrar para encontrar la ballesta, pues está enterrada junto a él, o mejor dicho junto a una parte de él.

                   "La cabeza al norte
                    La mano al sur
                    El corazón al este..."

Si, el pobre hombre está despedazado y enterrado por partes. Y con una de ellas está la ballesta, el objeto mágico que puede salvarle la vida a Jacob. Pero primero hay que adivinar la solución del acertijo para dar con la localización exacta de la tumba. No os preocupeis. Jacob lo sabe. Menos mal, si no aquí ya empezaría a cabrearme de verdad (lo que no pude evitar que sucediera más tarde) De nuevo junto a Zorro, que cada vez pasa más tiempo siendo humana (tiene su explicación, pero no pienso desvelarlo... aunque seguro que alguno/a ya ha caído a estas alturas) salen en busca de la que es su última esperanza.

Vale, hasta aquí el argumento es convincente, pero en la busca le sobra medio libro: se suceden los personajes (la mayoría resultan "rellenos") los obstáculos, la violencia gratuita, la crueldad.... Tras esta lectura me tengo que resarcir con algo realmente alegre, divertido, mágico y hermoso. No es digo más, mira como estarán mis ánimos. Lectura para valientes que no les importe deprimirse un ratito.
Perdóname Cornelia pero no me ha gustado, y bien sabes que devoro tus libros, pero este.... ¡Ale, a ver quien se anima!
(Tit: Reckless. Sombras vivas Funke, C. Siruela, 2012)

domingo, 6 de septiembre de 2015

Reckless. Carne de piedra

 

Sobrecogedor, tenebroso, hostil, lúgubre, angustioso, terrorífico, inhumano, triste, desolador.... ¿Sigo? Acabo de terminar de leerlo y todos estos adjetivos se me agolpan en la sesera, señal inequívoca de lo bien escrito que está. Todos estos y aún otros más para definir las intensas y "dulces" horas que he pasado leyendo esta magnífica historia. Cornelia Funke nunca me defrauda, y si lo ha hecho (la producción literaria de esta autora es inmensa, y la perfección no existe, ya que los escritores somos seres humanos y no dioses... por si alguno se lo cree, digo) ya no me acuerdo, señal (otra más) de que no tiene demasiada importancia.
Jacob Reckless (12 años) descubre el mundo mágico que se oculta tras el espejo que hay en el despacho de su padre, desaparecido, que no muerto, hace ya un año. Su vida ya no volverá a ser la misma. El paso del tiempo lo único que hace es aumentar las ansias de atravesar el espejo una y otra vez. Su madre desesperada es testigo. Las ausencias de Jacob, como fueron las de su marido, tienen que tener una explicación. Los años pasan y un funesto día será su hermano pequeño (aunque no tanto como para tener una novia que se llama Clara, y es enfermera) quién, cometiendo un tremendo error, le sigue tras el espejo. Will no es tan precavido como Jacob, que ya está acostumbrado a ese extraño mundo, y es victima de un hechizo que convierte poco a poco la carne humana en piedra. Es la maldición del Hada Oscura, una de las criaturas más bellas y peligrosas del mundo mágico.
Y es que en este mundo de detrás del espejo las hadas son seres malignos, los enanos muy puñeteros, las casitas de chocolate son trampas mortales.... ¡Dan ganas de no haber cruzado! El único modo de sobrevivir, y eso ya lo sabe muy bien Jacob, es contar con una serie de objetos mágicos que, a lo largo de los años, ha ido consiguiendo y atesorando para cuando le hacen falta: sacos que se tragan a la gente, botas de media legua, pañuelos que producen oro....
Para salvar a Will tendrá que utilizar muchas de estas cosas, y tendrá que pactar, luchar y engañar. Lo seres que habitan el mundo magico no son precisamente bondadosos. Pero cuenta con un aliado que le es fiel, Zorro, una niña en realidad (aunque la mayor parte del tiempo no lo parezca) que esconde un oscuro secreto. Desgraciadamente ninguno de los objetos que tiene le sirve. Tendrá que hacer una nueva búsqueda para encontrar el remedio que le salve la vida a su hermano.Solo que.... eso le puede costar la vida a él. Abandonar a un hada enamorada es lo peor que puedes hacer.

                                  "Jacob se metió la mano debajo de la camisa y palpó la marca de la polilla.
                                   Quizá no te quede más de un año Jacob"

¿Cómooooo? ¿Qué demonios es eso de la polilla? ¿Acaso no es un vulgar y diminuto insecto? ¿Qué ha pasado? ¿Will está bien? ¿A quién ama Clara? ¿Y Jacob?  ¡¡¡¡Uffffffff!!!! Apasionante es poco.
Tengo la segunda parte en mis manos.... ¡Que nervios!..... Nos vemos... mejor dicho... Nos leemos.
(Tit: Reckless. Carne de piedra. Funke, C. Siruela, 2010)

martes, 18 de agosto de 2015

La princesa que hablaba con el viento


"- ¿Eres nueva en la ciudad?
- Si Señor
- ¿Tienes donde vivir?
- No - admitió
- ¿Qué sabes hacer?
- Se me dan bien los caballos
- En estos momentos no hace falta nadie en los establos, sin embargo el chico que cuida de los gansos está solo para hacerle frente a una bandada de cincuenta...."

Y de ese modo Ani, la princesa, pasó a ser "la muchacha de los gansos". Un mal menor si se tiene en cuenta que el viaje que le había llevado hasta esa comarca era el que la comprometía al principe heredero, y que en el mismo había sido traicionada por la que creía su mejor amiga, secuestrada, ninguneada, agredida y muertos todos sus vasallos......
Todos estos hechos no hacían si no confirmar porque ella se entendía mejor con los animales, con los que hablaba desde pequeña, desde que su tía le había enseñado a estar atenta a la mágica Naturaleza que le rodeaba, lo cual no era bien visto por su madre, la reina, de la que apenas si tenía un ligero roce de cariño.... Extraños humanos estos, mejores eran las ardillas, las ocas, los ciervos, los sauces y el propio viento que la venía a socorrer cuando más lo necesitaba.

"Ani negó con la cabeza llena de frustración. Podía entender al viento y hablar con los pájaros, pero los humanos todavía se le escapaban."

Pero no todos los humanos son malos (aunque, a menudo, pueda parecerlo) y en su nueva vida conocerá buena gente que la ayudará, aún sin conocer su origen real, a recuperar aquello que le pertenece, y para lo que ha sido educada. Y como las cosas no pasan por casualidad, no, no, no, no, en su faceta de cuidadora de gansos conocerá a un apuesto joven del que se enamorará, y que en realidadno es otro que.....

Esta es la historia de una búsqueda, y de un encuentro. El de una chica sencilla, a pesar de ser princesa, que lo pierde todo, y que sin embargo nunca deja de saber quién es: Ani, ella misma, no una princesa, ni una cuidadora de gansos, ni tan siquiera una buena amiga o una amantisima hija y hermana. Ani, que nunca se da por vencida y lucha por lo que quiere, y por aquellos a quienes quiere con justicia, honestidad, sinceridad y bondad.
Este es el primer título de lo que al parecer es una saga: Los libros de Baviera, una cuatrilogía (Qué mania tienen los escritores con las trilogias, cuatrilogías.... ¿cincuologías?.... Jajajajaja...... Ya, ya sé que se dice pentalogía...
(Tit: La princesa que hablaba con el viento. Hale, S. Oniro, 2009)

domingo, 2 de agosto de 2015

Un cuento y veinti3 sonrisas


"Ríase, y si la risa se resiste a venir, oblíguela: acuda a la taberna, haga amigos, festeje a menudo..."

Nonna es una anciana que no se termina de morir nunca. Albertino, el jóven médico lo sabe muy bien. La ha tratado todas las veces que se iba a morir....sin éxito. ¿Será que antes de hacerlo debe enseñarle que en esta vida hay infinidad de momentos maravillosos por los que merece la pena sonreir?

"En todos los lugares hay alegrías y penas, elija lo que quiere ver"

La anciana quiere que el jóven aprenda algo, y comienza a contarle la historia de su vida. Al parecer Nonna, cuando era joven, fue una dama muy hermosa, con una sonrisa cautivadora a la que no pudo resistirse un famoso pintor de la época, para el que finalmente posó. Un sólo cuadro. Un cuadro que años más tarde se convertiría en el más famoso del mundo, y que eclipsaría a otros cuadros del artista. Precisamente por su enigmática sonrisa. ¿Qué esconde Nonna tras su sonrisa? ¿Hay algún misterio sobre el pintor que nosotros no sabemos y ella si?

El retrato más famoso de todos los tiempos, La Gioconda, sirve de excusa para inventar una historia sobre la mujer, de la que no se tiene apenas información, que posó para Leonardo da Vinci. ¿Sería tal vez, como insinúa la autora de este texto, la felicidad, que veía en todas partes, su secreto? ¿Se puede burlar a la muerte tan sólo con tener unas inmensas ganas de seguir riendo?

Al texto de Aurora Ruá acompañan veintitrés ilustraciones, veintitrés versiones de La Gioconda de reconocidos ilustradores: Mónica Carretero, Susana Rosique, Iban Barrenetxea, David Pintor, Claudia Degliuomoni, Paula Alenda....

Es un estupendo libro, no sólo por la historia que cuenta, sobre lo importante que es sonreir y buscar la felicidad en las pequeñas cosas, si no porque invita a jugar. El juego bien podría llamarse: ¿A tí, que sonrisa te gusta más? Arte, literatura, juego... ¿Qué más se puede pedir? Aquí os dejo algunas de mis favoritas.







(Tit: Un cuento y veinti3 sonrisas. VV.AA. La Guarida, 2015)

viernes, 24 de julio de 2015

Manual del buen paseante


Carl Honoré (el señor que ha escrito el prólogo) se pregunta que ocurre cuando caminamos con el ánimo del buen paseante, y nos recuerda, aunque de eso también se encargará el autor de este álbum, que un paseo
no es un simple poner un pie delante de otro y ya está, a pesar de que con este movimiento podamos llegar hasta la China, o lo que viene a ser lo mismo que trasladarnos de un punto A a un punto B. Pues no, la cosa no es tan sencilla. Un buen paseante tiene, en primer lugar, y esto lo digo yo, que querer serlo... y ahora paso a enumerar las características que, según este encantador librito, nos hacen falta para llegar hasta la China, si nos lo proponemos, siendo unos requetebuenos paseantes. A saber:

- Un buen paseante debe pasear cuando le apetece...... ¡Hasta ahí podiamos llegar, que nos obligaran!
- Un buen paseante nunca tiene prisa... pero no cuenta ir de comprar, ni siquiera aunque vayas con mamá.
- Un buen paseante es un gran observador..... lo dicho, no vale observar los escaparates, y menos si son tiendas de chuches (¡con lo malas que son para los dientes!)


- Un buen paseante se fascina ante lo grandioso.... cómo este precioso árbol
- Un buen paseante es cortés.... y no sólo con la gente que nos mole, con tooooodo el  mundo


- Un buen paseante, a menudo, toma nota de sus pensamientos..... ¡vaya!....esto es interesante...lo anotaré
Tan sólo hay una cosa que no me gusta.....



 .....queun buen paseante fume, aunque sea en pipa y el tabaco huela a vainilla y canela....

Un álbum inspirador, curioso, fresco, práctico, entrañable, sencillo... Sus ilustraciones son así... pero a mi modo de ver tiene un fallo. No podemos enseñar a los niños unas normas de comportamiento sano, si les estamos enseñando un señor que camina fumando, o fuma mientras camina....con lo malo que es hacer ambas cosas a la vez..... ¿No?.... digo yo....

(Tit: Manual del buen paseante. Juventeny, R. Faktoría de Libros, 2014)

viernes, 10 de julio de 2015

Cristal embrujado






"Cuando Jocelyn Brandon murió (a una edad muy avanzada, como es lo normal en el caso de los magos) legó su casa y su Área de Responsabilidad a su nieto Andrew Brandon Hope"

Y desde el primer momento en que muere su abuelo, comienzan los problemas para el pobre Andrew que, a pesar de que adora esa casa, siempre le ha gustado desde muy pequeño, lo del Área de Responsabilidad y tooooodo lo que ello conlleva, como... que le viene un poco grande, y necesita más de una ayuda. Aunque, a decir verdad, las ayudas también son "raritas", y consisten en: una guardesa gruñona y cabezota, la señora Stock, que cada vez que se enfada cocina coliflor con queso; un jardinero, el señor Stock, y no, no está casado con la señora Stock, es que ese apellido es bastante popular en la zona, empeñado en cultivar una huerta y no un jardín. Huerta que da unos ejemplares enormes, gigantescos, con los que bien podría comer un gigante, mismamente; un gigante (si, el párrafo anterior tenía toda la intención) llamado Groil que aunque precisamente vegetariano no es, el caso es que se da unas panzadas tremenbundas a vegetales; un niño huido de la justicia que en realidad es hijo de Oberón, el mismísimo rey de las hadas, si, pero que al final resulta ser pariente suyo.... de Andrew me refiero. A todos estos, y otros personajes más, como hadas, perros cambiantes, personas cojas que andan con una pierna que no exuste.... hay que añadir los homólogos de cada uno de ellos, además de un contrato firmado hace mucho tiempo con un sello negro, que es una parte vital de la trama y.... Bueno, bueno, bueno..... ¿A qué estaís un poco liadillos? Pues para esto lo mejor es leer el libro, así entenderéis lo que sucede...digo yo.

"El problema era que ni el señor ni la señora Stock se habían parado a pensar en como era Andrew en realidad ni en que coinvertiría  Melstone en un lugar tan especial, por lo que no es sorprendente que la situación diese un giro bastante distinto"

Tendría que añadir (sin desvelar nada importante eso si) que aquí todo el mundo sabe de magia. El abuelo, evidentemente era mago, pero es que el nieto también hace sus cosillas, Aidan, Adrian, pobre niño, nunca dicen bien su nombre, es hijo de Oberón, ¿cómo no iba a saber?, el vecino, la policía... La señora Stock no, pero ella tiene más que suficiente con su coliflor con queso, jejeje.

" La criatura se estiró hasta su altura total,

- Yo no - su voz sonaba ofendida - Yo no me peleo como ellos. Yo soy un nombre del rey.
- ¿Y de que rey estamos hablando? - preguntó Andrew.
- De Oberón, por supuesto - respondió la criatura con orgullo.

Esto es cada vez más raro - pensó Andrew - Increiblemente raro."

¡Ya te diigo si lo es! ¿Y a todo esto qué tiene que ver el cristal embrujado, que es así como se llama el libro? Os dejo un párrafo para abrir boca.

"Andrew miró el cristal y dió un salto, con una sorpresa que era casi miedo. Las caras eran tan nítidas que eran muy fáciles de reconocer. Empujado por la fuerza de la magia que entraba con la luz de la luna, Andrew se acercó a los cristales y miró a través de ellos.
La magia le atravesó, helada, pero no fría."

Muy entretenido y divertidisimo, sobre todo algunas escenas. Estupendo para leer tranquilamente con un refresco, tumbados a la sombra este verano. ¡Que lo disfrutéis!
 
(Tit: Cristal embrujado. Wynne Jones, D. Nocturna, 2011)


lunes, 29 de junio de 2015

Seraphina


"En un reino mágico y sombrío en el que humanos y dragones conviven en una paz inestable..."

Siempre me han atraído las historias donde los seres humanos, la humanidad en conjunto me refiero, se encuentra en clara desventaja con respecto a otra/as especies "inferiores". Supongo que por eso me gustó tanto, en su día, El planeta de los simios, y por eso me atrajo en seguida esta obra.

Tras un comienzo enrevesado y lioso a más no poder, y con la dificultad de lectura añadida por la interrupción cada cierto tiempo, para mirar palabras en el diccionario (lo cual no es critica, ni mucho menos, si no todo lo contrario) ya que aunque hay al final del libro un glosario, lo cierto es que muchas, muchas palabras no están reflejadas (coraclos, perpuntes, sofión, cranequin, bieldo, almiar, reata, hopalanda, fundíbulos, ostinato....) he de confesar, que el libro me ha encantado, tanto que su lectura me ha acompañado este pasado fin de semana, tanto, que estoy deseando leer la segunda parte (me temo que si, que hay segunda parte, y hay que esperar), tanto que voy a tener que leerla en su idioma original (inglés) porque a España no llegará hasta el año que viene.... Amigos de Nocturna ediciones... ¡¡¡POR FAVOR, EDITARLA CUANTO ANTES!!!

Bien, como ya he dicho, comienzo algo soso, si; tema recurrente, otra de dragones, si; interrupciones de lectura para hacer consultas, si..... Pues, no os lo podéis perder, merece la pena. Precisamente por ampliar vocabulario, tanto histórico-medieval, como musical, por la intensidad creciente de su trama que, aunque ya conocida: dragones/malos y hombres/buenos, apunta su originalidad al dotar a los primeros de ciertos sentimientos, incluso a pesar de su reticencia. Y, por supuesto, algo fundamental en la historia: la existencia de una raza nueva de semidragones, como la protagonista de este libro, Serafina (Seraphina) hija de un humano y una dragona, a la que le apasiona la música.

El libro comienza con la muerte, mejor dicho, el asesinato, de un integrante de la familia real, lo que llevará a Seraphina (Phina) además de tener que hacerle frente, ademas de a su "dragonicidad" (sinceramente no se si se escribe así, o directamente me lo he inventado), su baja autoestima, y el estigma de ser un monstruo, a indagar, descubriendo un complot que llevará a un cambio social, tras más de cuarenta años de paz entre dragones y humanos.

"Los humanos no somos un alimento sano, resultamos demasiado fibrosos y no es agradable cazarnos, porque nos aliamos y defendemos. En una ocasión mi maestro oyó a un dragón compararnos con cucarachas"

Jejejeje... a esto me refiero cuando digo que me encantan estas historias... Phina tendrá que capear con asesinos, parientes nuevos que no sabía que tenía (Orma, su tío y preceptor) su propia madurez como semidragón, su amor por un humano (Lucian Kiggs) tal como le sucedió a su madre, su amistad con la princesa (más tarde reina, Glisselda), sus visiones.....

"Siento la música en mi misma sangre. Esto es lo que significa ser yo, aquí y ahora, carne firme, aire etéreo, movimiento eterno. Esto es lo que siento, y es real más allá de toda realidad"

La música, siempre la música. Se nota la pasión musical de la autora, que impregna en cada uno de los personajes. Para leer de un tirón (previo esfuerzo inicial, que compensa con creces el resto del libro). Completamente recomendable.
(Tit: Seraphina. Hartman, R. Nocturna, 2015)

miércoles, 24 de junio de 2015

Hammamelis, Miosotis, y el Señor Sorpresa


¡Qué ternura de cuento!.... ¡Qué bonito!..... Para leer a los niños, con los niños, a solas.... El cuento perfecto para arrancar una sonrisa en un aburrido lunes, un día de lluvia y frío, después de catear un examen de mates, un enfado con tu mejor amigo/a, la bronca de mamá porque no has hecho la cama...... ¡YO QUE SE!...... Un cuento ideal para leer SIEMPRE..... ¡POR FAVOR, EL QUE NO LO HAYA LEÍDO, QUE LO HAGA INMEDIATAMENTE!.... CONSIDERARLO UNA ORDEN..... Jajajaja......

No sé que tipo de animal es Hammamelis, da igual. Tampoco me importa mucho si Miosotis es una rata, un topo, una comadreja, o vaya a saber usted qué.
Lo importante es que los dos son buenos amigos. Los mejores amigos.
Amigos que comparten cacao caliente y galletas de mazapán, en casa de Miosotis, y leche azucarada y galletas de canela, en casa de Hammamelis.
Tan amigos que se escuchan, hablan, y comparten penas: unas pantuflas con agujeros, una taza rota.
Tan buenos amigos que celebran juntos la llegada del Señor Sorpresa, algo así como la Navidad fuera de época.
Unos amigos tan ingenuos que se preguntan: " ¿Cómo se enteraría el Señor Sorpresa de lo que quería? - porque yo no le pedí unas pantuflas - dijo Miosotis Y yo no le pedí una taza - dijo Hammamelis"
Qué importante es tener un amigo para compartir una taza de leche azucarada, y así tener dos motivos por los que ser muy, muy, felices.

(Tit: Hammamelis, Miosotis, y el Señor Sorpresa.  Ivar da Coll. Ekaré, 2015)

El libro de Nebal


Os he de confesar que a mi me encanta el ajonjolí, pero lo que yo no podía sospechar es que existiera un diamante con ese nombre que significa "diamante de la alegría". Claro está que desde el momento que he leído este cuento, le doy aún más mérito a esta valiosa semilla... bueno, diamante....claro, que no es lo mismo.....¿Me lío mucho verdad? Jejejeje.....Si, lo sé, así que paso a contar de que va esta nueva historia que aquí os traigo.

El reino del zar Iván está lleno de todo tipo de riquezas, pero sus habitantes no pueden disfrutarlas porque no existe la alegría. Cierto día, el príncipe heredero, un niño de 11 años llamado Alexander, se entera leyendo El libro de Nebal que en el Bosque de las Gemas se halla el diamante de ajonjolí, que significa «diamante de la alegría». A pesar de que todos afirman que se trata de un bosque de fantasía, Alexander parte en busca del diamante, internándose así en una región donde se mezclan, a partes iguales, el sueño y la realidad. - See more at: http://www.canallector.com/7604/El_libro_de_Nebal#sthash.55laMvjl.dpuf
El reino del zar Iván está lleno de todo tipo de riquezas, pero sus habitantes no pueden disfrutarlas porque no existe la alegría. Cierto día, el príncipe heredero, un niño de 11 años llamado Alexander, se entera leyendo El libro de Nebal que en el Bosque de las Gemas se halla el diamante de ajonjolí, que significa «diamante de la alegría». A pesar de que todos afirman que se trata de un bosque de fantasía, Alexander parte en busca del diamante, internándose así en una región donde se mezclan, a partes iguales, el sueño y la realidad. - See more at: http://www.canallector.com/7604/El_libro_de_Nebal#sthash.55laMvjl.dpuf
El reino del zar Iván está lleno de todo tipo de riquezas, pero sus habitantes no pueden disfrutarlas porque no existe la alegría. Cierto día, el príncipe heredero, un niño de 11 años llamado Alexander, se entera leyendo El libro de Nebal que en el Bosque de las Gemas se halla el diamante de ajonjolí, que significa «diamante de la alegría». A pesar de que todos afirman que se trata de un bosque de fantasía, Alexander parte en busca del diamante, internándose así en una región donde se mezclan, a partes iguales, el sueño y la realidad.
- See more at: http://www.canallector.com/7604/El_libro_de_Nebal#sthash.55laMvjl.dpufEl


La historia no es nueva. Un reino, el reino del zar Iván, donde tienen multitud de riquezas, de todas las que podamos imaginar.... y muuuuuuuchas más, PERO.... pero la gente no es feliz, es más, la gente, ni siquiera los niños, sonríe. ¿Terrible, no?
Hasta que un buen día Alexander, el príncipe heredero, topa casualmente, ya sabéis amigos de este blog que las casualidades no existen, y que todo siempre tiene un buen motivo para que suceda, topa, os iba diciendo, con un libro, El libro de Nebal, que así se llama uno de los sabios, más sabios, del reino de su padre. En este libro se habla del Bosque de las Gemas, donde existe un diamante muy especial, el diamante de ajonjolí....



"El diamante de ajonjolí, pensó Alexander, y repitió ajonjolí varias veces. Algo en esa palabra le llamaba la atención, pero no sabía qué. Al fin se encogió de hombros y comenzó a leer"

Al príncipe le pasa lo que a mí, que además de gustarme la semilla, como ya os he dicho antes, me resulta curiosa la palabra...curiosa y difícil de pronunciar, siempre se me traba la lengua.....

El joven príncipe descubre un paraíso de ríos, arbustos, árboles y vegetales de piedras preciosas, de hadas y duendes, pero también de brujos y magos. Unos brujos feos, siempre amargados que quieren contagiar la tristeza al bosque y sus habitantes, aunque nunca lo conseguían..... ¡AHÍ ESTABA LA SOLUCIÓN!

"¡Padre, madre, maestro Nebal, lo encontré, encontré lo que estábamos buscando!"

Ni que decir tiene que nadie le toma en serio, porque es un niño, porque habla de un cuento, de un paraíso de hadas y magos.... ¡Bah! los adultos como siempre.... Pero como Alexander es un niño y no cree en los imposibles, ni en los sueños que no se cumplen, ni... y además así desobedece a sus padres, como todo niño que se precie, decide partir en busca de ese bosque de las gemas, y de ese diamante que él, está convencido, le devolverá la sonrisa a su pueblo.


"-Sólo es un cuento, hijo, nada más que una fábula - la zarina Helena le tomó las manos y le acarició."


Al comienzo es sólo un sueño, una llamada, la puerta de entrada a un reino maravilloso, totalmente real, donde el triste mago Azabache y sus emisarios, Melón y Turrón, querrán acabar con él, pero sobre todo con sus ilusiones. Pero donde también contará con la inestimable ayuda de las hadas de colores, unos regalos inesperados que ya en el reino de Mada le harán mucha falta.



¿Creéis vosotros que todo es un cuento?¿Conseguirá Alexander el diamante de ajonjolí?  ¿Conseguirá el reino del zar Iván volver a sonreír?
Lo que está muy claro es que después de leer este cuento, sabréis que el ajonjolí es algo más que esas semillas que tiene encima el pan de las hamburguesas.... ¡Siiiiiii!...en efecto, eso es ajonjolí. ¡Buen provecho!.... Quiero decir.... ¡Que disfrutéis la lectura! Jejejeje.....

(Tit: El libro de Nebal.  Del Bosque, C. Ilustraciones Sara Ruano. Everest, 2006)


El reino del zar Iván está lleno de todo tipo de riquezas, pero sus habitantes no pueden disfrutarlas porque no existe la alegría. Cierto día, el príncipe heredero, un niño de 11 años llamado Alexander, se entera leyendo El libro de Nebal que en el Bosque de las Gemas se halla el diamante de ajonjolí, que significa «diamante de la alegría». A pesar de que todos afirman que se trata de un bosque de fantasía, Alexander parte en busca del diamante, internándose así en una región donde se mezclan, a partes iguales, el sueño y la realidad. - See more at: http://www.canallector.com/7604/El_libro_de_Nebal#sthash.55laMvjl.dpuf

viernes, 22 de mayo de 2015

Erik, el constructor de sueños


¿Nunca os habéis preguntado por el país de los sueños? ¿Nunca habéis sentido curiosidad por saber si hay un lugar donde alguien fabrica los sueños que soñamos cada noche? ¿Existe?
Según este álbum si, y Erik es el encargado de hacer realidad los sueños. Erik es el constructor de sueños, la persona que tiene el don de hacer realidad toooooodo lo que pasa por su mente, velando por el resto, en vigilia toda la noche, mientras los demás duermen.
El constructor trabaja solo, pero un buen día aparece delante de su casa un niño de unos ocho años, vestido con pijama y con un oso de peluche en la mano. Ese niño es el narrador del cuento.

"- ¿Eres un mago? - le pregunté
  - No. Soy constructor - dijo sencillamente"

En esos instantes surge un problemilla. No puede abandonar a un niño que no sabe de donde ha salido, así que...tendrá que acompañarle en su trabajo. El niño estará entretenido, y él no perderá un minuto de su preciado tiempo. ¡Tiene muchos sueños por construir!
El niño va a descubrir que cada sueño es una burbuja, y Erik se limita a tocar cada burbuja rehaciendo el sueño de cada una de las personas a las que supervisa. Tiene mucho trabajo sin duda.

" A veces las personas también tienen pesadillas (...) Los malos sueños son simplemente eso, malos sueños, y cuando uno despierta desaparecen, y ya nunca vuelven a molestarte"

Porque no siempre soñamos cosas agradables, ¿verdad? Una explicación llena de lógica, que transmite calma. Erik se encargará entonces de cambiar los peores sueños.

Al final descubre que el niño está precisamente junto a él porque ese era el sueño que le correspondía soñar: soñar con Erik, el constructor de sueños. Las dos imágenes finales son preciosas, muy tiernas: el niño se ha convertido en adulto, pero no deja de mirar por la ventana. ¿Nos sentiremos identificados con esta preciosa historia? Yo creo que si, porque todos seguimos teniendo pesadillas... por más años que pasen, ¿verdad?

"Nunca he vuelto a ver a Erik desde aquella noche. Aunque cada mañana cuando me despierto, sé que el ha estado conmigo"
(Tit: Erik, el constructor de sueños. Gómez, K. Padrón, D. Bululú, 2014)

viernes, 15 de mayo de 2015

La casa de la luz


Alicia es una niña, una niña muy curiosa además. Tanto, que el cuento comienza con ella, Alicia, metida en un lío tremendo porque está empeñada en ver las estrellas de día. Su empeño, además de no conseguir ver las estrellas, le cuesta catorce días de "arresto domiciliario", es decir, en catorce días prohibido salir de casa, mucho menos aún si es con sus amigos.

Al salir de este encierro sus amigos, cuyos nombre comienzan todos por A (Álvaro, Aida, Alba y Ángel) la están esperando con emoción, ya que han seguido a Pumariño, pero no se han atrevido a decirle nada porque le tienen miedo. Sus amigos le tienen miedo, si, pero ella no.

"- Pumariño es un buen hombre, estoy segura de que lo es" dice ella.

Pero... ¿quién es ese tal Pumariño, y porque habrían de tenerle miedo? Pumariño es un personaje extraño que hace cosas extrañas, como escarbar en los muros de las casas. Todo el mundo en el pueblo cree que es tonto, y se ríen de él. Todos menos Alicia, y eso hace que un día decidida se dirija hacía él, lo que le hace ganarse su confianza, y a partir de ese momento frecuentar su compañía. Ella y sus amigos también.

Y es gracias a ese ser extraño como,  Alicia y sus amigos van a descubrir un gran secreto. Pumariño tiene la llave de una casa, una casa llena de cuadros, una gran casa que guarda un gran secreto....

"Cuando los niños estuvieron delante del cuadro rodeando a Pumariño, éste avanzó un paso y desapareció dentro de aquella pintura".

Y de ese modo, los chicos descubrirán el secreto de los cuadros que tienen vida propia, en los que se puede entrar...

"Álvaro, delante del cuadro inspiró hondo, como si fuera a sumergirse bajo el agua, y dio un decidido paso al frente. De la misma manera que había sucedido con Pumariño y Alicia, desapareció de la vista de los presentes y pasó al otro lado..."

Y sucederá que dentro de cada cuadro se vive una aventura diferente, que para unos será maravillosa y para otros no tanto.... Pero.... ¿qué relación tiene Pumariño con la casa y con los cuadros? ¿Porque posee el la llave precisamente?

Un cuadro muy especial La ciudad de la torre tiene mucho que ver en el asunto. Un escritor secuestrado, un laberinto (como los de Escher), el poder de la imaginación, de la pintura (no de la escritura porque si no estaríamos hablando de Corazón de tinta, ¿verdad?) para solucionar el problema.... ¿qué problema?..... ¡Ahhh! tendréis que averiguarlo.....

Una historia interesante que habla, además del poder de la imaginación, de la intolerancia, de como las apariencias engañan, del valor de tomar decisiones aunque sea, si son justas, en contra de lo que opine el resto de la gente, de la solidaridad, el compromiso, la empatía, la amistad.

(Tit: La casa de la luz. Docampo, P.X. Anaya, 2002)

martes, 5 de mayo de 2015

No he hecho los deberes porque


Esta es la historia de una profe que guarda un secreto que sólo desvelará, cuando su alumno termine de contestar a una sencilla pregunta que le ha hecho. A saber:  "Así que dime, por qué no has hecho los deberes? A lo que el alumno responde....








Además  de: OVNIS que le abducen,  perros que se tragan al suyo, regalar los lápices a Robin Hood, tornados que se llevan todos los libros, plantas carnívoras, tejados que desaparecen... Incluso entierra a su propio gato (por cierto vaya cara de susto tiene el pobre). Nada le parece suficiente con tal de no admitir la verdad.
Sin embargo.. la profe que es más lista (para eso es la profe) no se lo cree. Pero... ¿adivináis el motivo?.... Efectivamente.... ELLA HA LEÍDO EL MISMO LIBRO.
Ideas incoherentes, enormes mentiras, una buena dosis de imaginación, son excusa perfecta para crear unas divertidas, atrayentes y disparatadas ilustraciones con las que entretener a los chavales un buen rato.
(Tit: No he hecho los deberes porque. Cali, D. Chaud, B. Nube8, 2014)

viernes, 1 de mayo de 2015

¡Papá no fui yo!


Los que tengáis hijos habréis escuchado esta frase decenas, centenas, miles y millonésimas veces... ¿A qué si? Pues si alguno de los que está leyendo esto tiene un hijo/a, con la misma imaginación que la del protagonista.... ¡ECHAROS A TEMBLAR!

La historia comienza con un padre (escritor)  tratando de escribir (curiosamente, un cuento, como éste mismo que aquí os presento). De repente un sonido, pero sobe todo una frase, hace que deje de escribir... Os he de decir que yo con la frase, no sólo habría dejado de escribir, habría salido corriendo a verificar.....

"Le hace dejar escribir, y una frase: Papá no fui yo, fue el leopardo"

A partir de ese momento se desarrolla una conversación entre padre e hija, a través de una puerta cerrada, lo que nos mantiene el misterio todo el tiempo... Una conversación que está llena de preguntas y respuestas, en las que la hija, que lleva la voz cantante, es total protagonista, porque como os daréis cuenta es muy, pero que muy lista...

"-¿Y qué es lo que ha hecho el leopardo?
-  Bueno papá, ya sabes que es un poco torpe...."

¡AJAAAAAAA! El padre conoce la existencia del leopardo... ¿será que ha oído hablar a la pequeña otras veces de él? ...... Una estantería llena de libros, un leopardo, como sabemos torpe, un conejo que corre y se convierte en la pieza a seguir... ¿De dónde ha salido ese conejo? ¿No será el de el País de las Maravillas, no?.....

"-¿Y no te dio miedo el leopardo hija?
- Al principio si, pero yo estaba un poco lejos...."

¿Cómo que estaba un poco lejos? ¿Acaso no está detrás de la puerta? ¿Os la imagináis allí mismo contando a su padre estás cosas? ¿O...? ¿Dónde puede estar? ....... Ahora sabremos de la existencia de un libro italiano gigante que hace las delicias de padre e hija, pero también del leopardo, que, al parecer, sabe leer...

"- ¿Así que ahora resulta que tengo un fan leopardo?
- Pues yo creo que si papá."

Y el desenlace de esta historia es..... And the winner is.....(licencia de la que escribe que me apetecía ponerlo, jejeje)..... No os lo voy a contaaaaarrrrr........

Divertido, muy divertido. Fiel reflejo de lo que es capaz la imaginación de un niño...¿o quizá sea la del adulto escritor? Jejejeje...... Las ilustraciones de Laura Cantone, son siempre una baza segura. Entrañables narizotas que acompañan el texto con vida propia.
(Tit: ¡Papá no fui yo!. Brenman, I. Cantone, L. Edelvives, 2014)

miércoles, 22 de abril de 2015

Los amigos

 
"Un tío mío me dijo hace mucho, mucho tiempo que morirse es dejar de respirar. En aquel entonces no le creí. Pero ahora sé que no es verdad. Vivir es algo más que respirar. Y morir tiene que ser algo más que dejar de respirar, supongo"

La muerte es un tema apenas reflejado en la literatura para niños. Es un tema tabú, incluso para los adultos, y por lo que a los niños se refiere, no podría ser de otro modo. Kazumi Yumoto, en ésta que fue su primera novela, se atreve con él y con una sencilla, tierna y por momentos trágica historia, nos cuenta como se enfrentan a ella tres amigos.
Es una historia conmovedora, cada muchacho tiene sus propias penas, y es por eso que maduran sin darse cuenta enfrentándose a ellas del mejor modo que se les ocurre. Es una historia que te hace llorar si, pero también reír. Y es que, como dice Kiyama en esta primera frase que he rescatado y que aparece en la solapa del libro... "vivir es algo más que respirar, si..." y eso lo descubren los tres chavales precisamente cuando pretenden descubrir como es eso de morirse, y no se les ocurre otra cosa que expiar a un anciano al que, según uno de ellos, le queda poco tiempo de vida.
Sin embargo, será precisamente la figura del anciano quién tendrá un papel decisivo en la vida de los tres muchachos. Con él aprenderán sobre la compasión, la amistad, la generosidad, la tristeza, el olvido, la soledad.... aprenderán a valorar la vida, y con ello madurarán. Unas vacaciones dan para mucho cuando se viven intensamente.

Leer esta novela es un buen modo de acercar a los niños el tema, pero también una buena forma de que los adultos nos quitemos ese resquemor a hablar de ello. Os animo a que lo leáis, sin ninguna duda y... no voy a decir aquello de.... "a pesar de todo" porque... ni mucho menos es así.

" - ¿Que qué pasará? ¿Si muere solo?
Me pregunté que pasaría. Sólo, sin amigos, sin familia. Si pronunciara unas últimas palabras, y nadie estuviera allí para escucharlas, ¿flotarían en el aire hasta desvanecerse? ¿Desaparecerían como si no hubiera dicho nada, como si nunca hubiera hablado? Algo como "no quiero morir" "me duele" "tengo miedo" o "he sido muy feliz"

"... y gracias a eso han inventado el avión ¿no? Así que si hay aviones que vuelan más rápido que el sonido ¿porque no tengo un padre en casa?"

"¿Aceptaré morirme si aprendo a hacer algo bien? Me gustaría encontrar algo así, algo que me permitiera morirme contento, incluso aunque no lo dominara del todo. No sé si vale la pena vivir ni no encuentro nada."

"Mi madre jugueteaba con el tenedor y un trozo de lechuga. Volvió a coger la copa de vino. Delante de mi había una hamburguesa en su punto y unas zanahorias impecables; pero por alguna razón, no sabían a nada."

"Si el viejo hubiera vivido más le hubiera contado mis cosas y él me habría dado consejos (...) Seguro que me habría escuchado (...) Ahora se que no lo haremos. Me siento solo al pensarlo, muy solo... Pero también se que es mi problema (...) Vivió siempre lo mejor que pudo. Dentro de mí me repito: "Yo también lo haré lo mejor que pueda"."

(Tit: Los amigos. Kazumi Yumoto. Nocturna, 2015)