domingo, 1 de febrero de 2015

La maravillosa O



Littlejack tiene un mapa. El pirata Black tiene un barco. El mapa, evidentemente, esconde un tesoro. El lugar no es otro que la isla de O. ¿Todo solucionado, no? Pues no, aquí es donde empiezan los problemas, porque el pirata Black odia la letra O, tanto que hasta su barco se llama AEIU.

"Odio esa letra desde la noche en que mi madre se quedó atascada en un ojo de buey. No pudimos tirar de ella hacia adentro, así que tuvimos que empujarla y tirarla al mar".

También es mala suerte.... Aún así ambos, Litteljack y Black parten hacia la isla en cuestión. Cuando llegan a su destino preguntan a los habitantes si han oído hablar alguna vez de un mapa y de un tesoro. Pero nadie parece saber ni una palabra. Allí no hay nada que les pueda interesar. Black enfadadísimo decide poner la isla patas arriba: talar bosques, secar torrentes y pozos, arrasar prados.... Nada de nada. Así que lo siguiente será prohibir todo aquello que contenga la letra O. Todo aquello que contenga la letra O queda terminantemente prohibido. Además de destruir todos los libros que contengan materias que lleven esa letra: geografía, botánica, geología, arqueología, historia.... y expulsados los: geógrafos, médicos, antropólogos, escritores.....

"No quedó nadie capaz de traducir el castellano...al castellano"

Hasta que una noche Andrea, hija del profesor Andreu, que viven ocultos en la clandestinidad, descubre, entre los libros de su padre, uno muy curioso. Un antiguo libro de magia que les ayudará a devolver la isla a los isleños, y la cordura a su vida.....

"No podemos vivir sin ilusión, y la ilusión lo es todo. Pero hasta todo se queda en menos cuando es to. La ilusión tiene la O más larga de todas. No podemos perderla"

Una historia emocionante, divertida, ingeniosa. Un alegato extraordinario a la cordura, la tolerancia, y la capacidad de la literatura para ilusionar, soñar, conocer.... Que sería de nosotros si prohibieran una letra, una letra como la O capaz de evocarnos cosas tan maravillosas como el chOcOlate, los unicOrniOs, el cielO o el amOr. Y como aquí no se prohíbe nada, os puedo decir.... ADIOS!!!.....
(Tit: La maravillosa O Thruber, J. Ático de los libros, 2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario