viernes, 1 de mayo de 2015

¡Papá no fui yo!


Los que tengáis hijos habréis escuchado esta frase decenas, centenas, miles y millonésimas veces... ¿A qué si? Pues si alguno de los que está leyendo esto tiene un hijo/a, con la misma imaginación que la del protagonista.... ¡ECHAROS A TEMBLAR!

La historia comienza con un padre (escritor)  tratando de escribir (curiosamente, un cuento, como éste mismo que aquí os presento). De repente un sonido, pero sobe todo una frase, hace que deje de escribir... Os he de decir que yo con la frase, no sólo habría dejado de escribir, habría salido corriendo a verificar.....

"Le hace dejar escribir, y una frase: Papá no fui yo, fue el leopardo"

A partir de ese momento se desarrolla una conversación entre padre e hija, a través de una puerta cerrada, lo que nos mantiene el misterio todo el tiempo... Una conversación que está llena de preguntas y respuestas, en las que la hija, que lleva la voz cantante, es total protagonista, porque como os daréis cuenta es muy, pero que muy lista...

"-¿Y qué es lo que ha hecho el leopardo?
-  Bueno papá, ya sabes que es un poco torpe...."

¡AJAAAAAAA! El padre conoce la existencia del leopardo... ¿será que ha oído hablar a la pequeña otras veces de él? ...... Una estantería llena de libros, un leopardo, como sabemos torpe, un conejo que corre y se convierte en la pieza a seguir... ¿De dónde ha salido ese conejo? ¿No será el de el País de las Maravillas, no?.....

"-¿Y no te dio miedo el leopardo hija?
- Al principio si, pero yo estaba un poco lejos...."

¿Cómo que estaba un poco lejos? ¿Acaso no está detrás de la puerta? ¿Os la imagináis allí mismo contando a su padre estás cosas? ¿O...? ¿Dónde puede estar? ....... Ahora sabremos de la existencia de un libro italiano gigante que hace las delicias de padre e hija, pero también del leopardo, que, al parecer, sabe leer...

"- ¿Así que ahora resulta que tengo un fan leopardo?
- Pues yo creo que si papá."

Y el desenlace de esta historia es..... And the winner is.....(licencia de la que escribe que me apetecía ponerlo, jejeje)..... No os lo voy a contaaaaarrrrr........

Divertido, muy divertido. Fiel reflejo de lo que es capaz la imaginación de un niño...¿o quizá sea la del adulto escritor? Jejejeje...... Las ilustraciones de Laura Cantone, son siempre una baza segura. Entrañables narizotas que acompañan el texto con vida propia.
(Tit: ¡Papá no fui yo!. Brenman, I. Cantone, L. Edelvives, 2014)

No hay comentarios:

Publicar un comentario