miércoles, 24 de junio de 2015

Hammamelis, Miosotis, y el Señor Sorpresa


¡Qué ternura de cuento!.... ¡Qué bonito!..... Para leer a los niños, con los niños, a solas.... El cuento perfecto para arrancar una sonrisa en un aburrido lunes, un día de lluvia y frío, después de catear un examen de mates, un enfado con tu mejor amigo/a, la bronca de mamá porque no has hecho la cama...... ¡YO QUE SE!...... Un cuento ideal para leer SIEMPRE..... ¡POR FAVOR, EL QUE NO LO HAYA LEÍDO, QUE LO HAGA INMEDIATAMENTE!.... CONSIDERARLO UNA ORDEN..... Jajajaja......

No sé que tipo de animal es Hammamelis, da igual. Tampoco me importa mucho si Miosotis es una rata, un topo, una comadreja, o vaya a saber usted qué.
Lo importante es que los dos son buenos amigos. Los mejores amigos.
Amigos que comparten cacao caliente y galletas de mazapán, en casa de Miosotis, y leche azucarada y galletas de canela, en casa de Hammamelis.
Tan amigos que se escuchan, hablan, y comparten penas: unas pantuflas con agujeros, una taza rota.
Tan buenos amigos que celebran juntos la llegada del Señor Sorpresa, algo así como la Navidad fuera de época.
Unos amigos tan ingenuos que se preguntan: " ¿Cómo se enteraría el Señor Sorpresa de lo que quería? - porque yo no le pedí unas pantuflas - dijo Miosotis Y yo no le pedí una taza - dijo Hammamelis"
Qué importante es tener un amigo para compartir una taza de leche azucarada, y así tener dos motivos por los que ser muy, muy, felices.

(Tit: Hammamelis, Miosotis, y el Señor Sorpresa.  Ivar da Coll. Ekaré, 2015)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pinocho antes de Pinocho

Maravilloso y original. Una forma diferente (muy diferente) de contar la historia, o mejor dicho el origen, de Pinocho, porque éste...