domingo, 22 de noviembre de 2015

El rey Arturo cabalga de nuevo, más o menos


El tiempo pasa, de eso no cabe la menor duda, y pasa para todo el mundo, incluídos los reyes, incluído Arturo. Si, el gran rey Arturo, el de la mesa redonda y sus caballeros, el de la espada Excalibur, el de... Bueno, ya sabéis a quién me refiero, ¿no? 250 años le contemplan y, aunque para la edad que tiene está hecho un chaval, él prefiere continuar repanchingado en su sillón, con las zapatillas de paño a sus pies junto a la chimenea encendida (No, no es nada tonto este rey como podeís comprobar)

" - ¡Por las barbas de Neptuno! ¿Ante qué tipo de prodigio me encuentro? ¿Qué criatura es esta que continúa ardiendo sin madero alguno?"

Una salamandra resplandeciente, un fuego de Santelmo empeñado en saltar desde las ascuas ardientes para proponerle al rey una nueva aventura, una búsqueda a la que no podrá decir que no... ¿O si?

" - Aquello que llevaís tantos años deseando en secreto, aquello que podreís conseguir con..."

El caldero de Quimpercorentin, el mismo. El que te concede cualquier deseo si se lo pides, el que se encuentra en el castillo de Irás y no Volverás (suena muy chungo, efectivamente) que guarda el nigromante Brumante Tanabrús, y...
Pero lo primero, es lo primero, y lo que debe hacer, antes que nada, es levantarse del sillón, quitarse las zapatillas de paño (si, esas de cuadros tan calentitas, que dan tanto gustito, con los pies fríos del más crudo invierno... ¿Dificil decisión verdad?) convencer a Excalibur (la espada tiene un genio de mil demonios) y sobre todo, sobre todo, vencer el miedo que tiene... ¡¿Arturo tiene miedo?! Pues si, el paso del tiempo le ha hecho un poco cobardica.
Pero...no tiene de que preocuparse (tarea imposible porque se angustia con poca cosa) no va a estar solo para tomar decisiones (es más, parece que el no va a tomar ninguna, y son los demás los que le van a obligar. Pobre hombre, con lo bien que se habría quedado junto a la chimenea calentito...) Merlín (aún más anciano que él, pero mucho más marchoso) Dindondel, el bufón, El Caballero de la Oca (en realidad una pastora), las druidesas, los hombres musgo, los enanos..... ¡Más parece una procesión esto, que no una aventura terrorífica! ¿En qué acabará todo? ¿Lograrán llegar al castillo y usar el caldero? ¿Sortearan con exito todos los peligros que les van acechando? ¿Darán de lado a la terrible bruja Viviana? Brrrrrrrr........

¡Muy divertido! Al viejo estilo (tiene una pila de años) ganó el Premio Barco de Vapor de 1997, entre otros, y se nota mucho en las referencias humorísticas. Hacía mucho que yo no oía "alma de cántaro", lo utlizaba mi profesora de matemáticas tooooodos los días, jejeje. Con un rey que recuerd mucho a José Mota, y un Merlín al más puro estilo Gandalf, cuando una historia está bien escrita no pasa el tiempo por ella... aunque para sus protagonistas si. No os la perdáis, vaís a pasar un rato muy divertido.
(Tit: El rey Arturo cabalga de nuevo, más o menos. Moleón Viana, M.A. SM  Colección Barco de Vapor 1997)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El abismo

"Una novela poderosa, aterradora y conmovedora que nos sumerge en el oscuro océano de la mente" Qué distinta a la anterior (El...