domingo, 13 de diciembre de 2015

El gigante y los pájaros


Piesgrandes es un gigante muy alto, demasiado, muy grande, demasiado, y que está muy sólo...demasiado. Y está tan sólo porque ha tenido que huir de las miradas de los demás, de sus odios y pequeñeces, y ahora vive en lo profundo del bosque. Seguro que ahí está mejor, rodeado de árboles, animalillos y pájaros, muchos pájaros.
En la primavera los nidos se llenan con crias, y un día una de ellas se cae a los pies de Piesgrandes. Desde ese momento el gigante se convierte en su papá: dándole calor cuando le mete cuidadosamente en uno de sus bolsillos,y ofreciéndole gusanitos para comer que encuentra entre las cortezas de los árboles. El pajarito va creciendo, y la amistad entre ellos también, incluso llegado el momento le presenta a su enamorada, al futura madre de sus polluelos. Mientras las estaciones van sucediéndose, la camisa del gigante, aquella cuyo bolsillo dió cobijo a su primer pajarillo, se va llenando con unos cuantos nidos más. Nidos de paja, musgo y plumón que el bondadoso gigante permite que hagan sus, ahora, cientos de pequeños amigos.
Piesgrandes sigue siendo un gigante alto, muy alto, demasiado tal vez, muy grande, demasiado quizá, pero... ya no está solo.
Tierno, conmovedor, aleccionador, muy dulce, como Piesgrandes y con unas ilustraciones taaaaan bonitas, de Rebeca Dautremer no os digo más
(Tit: El gigante y los pájaros.Biondi, G. Timún más, 2011)
 

1 comentario:

  1. Qué cuentito más bonito, Noni. No sé si alguna vez te he contado que, a pesar de mis treinta y tantos, me vuelven loca los cuentos infantiles. Me llenan de imaginación, alegría, nostalgia quizás... Aunque también es cierto que compro y leo pocos. Siempre me digo: "Aunque no tenga niños, me voy a comprar cuentos, que a mi me encantan", pero van pasando los días y nada...
    Me encanta este cuento. A veces me siento como el gigante, y no porque sea especialmente alta, jaja, pero a veces no entiendo muy bien esta sociedad y me desanima tanto que me encantaría irme a vivir a un bosque y estar tranquila sin ruidos ni tonterías.
    Me voy a apuntar el título, a ver si un día me animo y me voy comprando cuentitos.
    Un beso grande!!

    ResponderEliminar

La noche de tus ojos

Ya os digo, desde este mismo momento, a los que os gustan las policíacas, que el asesino queda desvelado muy pronto, yo diría que demasia...