domingo, 6 de marzo de 2016

La casa de los sueños olvidados

Para ser sincera, aunque creo que esto ya lo he comentado en otra ocasión, a veces elijo los libros por su cubierta, luego me leo la sinopsis y decido si llevármelo. Bien, el caso de este libro ha sido muy curioso porque la cubierta me atrajo muchísimo, y no porque me gustara especialmente, sino todo lo contrario, me espanta. Me recuerda a una película de terror que vi ya hace unos cuantos años y que me causó tanta impresión que no he podido verla nunca más. Así que una vez vista la fotografía de cubierta, leí la sinopsis y decidí, dejando de lado mis miedos, adentrarme en el mundo de los sueños, de los sueños compartidos. Soy un poco gallina, lo reconozco, porque comencé la lectura un tanto angustiada, pero....¿Quién dijo miedo?

Fernando tiene que pasar las vacaciones de verano en casa de sus tíos, en Francia, concretamente en la Bretaña, muy cerca de donde vivió cuando era pequeño, y de donde se despidió hace ya unos años, arrastrando un oscuro secreto que le persigue en sus sueños. Un hecho sucedido cuando tenía ocho años, que no recuerda muy bien, y que en los retazos de vigilia y duerme vela, le sitúan en un granero, frente a una chica de su edad que le mira aterrada. Siempre despierta en el mismo instante en que va a descubrir que sucede ahí, en ese granero, y con esa chica, pero nunca le da tiempo a saber más, tan sólo despierta empapado en sudor y presa del pánico.

¿Qué sucedió realmente? ¿Quién es esa chica? ¿Existe en la vida real o tan sólo en sus sueños?

En las vacaciones conocerá a Sophie, la vecina, quién le ayudará, o al menos tratará de hacerlo, a desvelar el  misterio de sus pesadillas, con la ayuda de un libro muy antiguo, y un profesor experto en sueños. Sin embargo todo se complicará. Quizá la vuelta al lugar de los hechos no haya sido buena idea. Las pesadillas se sucederán, aún con más insistencia, descubriendo que los personajes de sus sueños, no sólo son reales, si no que comparten los sueños. Lo que en principio puede parecer una tontería, pero que en un momento dado le vendrá muy bien, le salvará la vida.

Una historia interesante, original, bien documentada, aunque un poco previsible, y con algún que otro fallo poco creible, pero en definitiva una buena historia que se disfruta...pasándolo mal. Con razón a mi la cubierta ya me daba yuyu........ ¿No tendréis miedo verdad?

"La figura encapuchada surge ante mi. Intento retroceder, pero estoy encajado entre paredes y no puedo moverme. A penas consigo respirar. La figura se acerca cada vez más y noto que voy a morir. Está tan cerca que podría tocarle estirando el brazo. Poco a poco levanta su capucha. No quiero mirar su rostro. Cierro los ojos pero no sirve de nada, porque sigo viendo a través de mis párpados. Por fin la capucha cae hacia atrás, y los ojos del espectro clavan su mirada en mí. Empiezo a gritar...
...Mi grito en el sueño se confunde con el pitido real del tren"
(Tit:La casa de los sueños olvidados. Delam, H. Edelvives 2015. XV Premio Alandar)

3 comentarios:

  1. Este libro ya me lo he leído, tiene muy buen argumento y me ha encantado.

    ResponderEliminar
  2. y si reconozco que al principio me daba un poco de miedo por la portada.

    ResponderEliminar
  3. Al final no ha sido tan terrible, ¿verdad? Merece la pena pasar un poquito de "repelús" Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar