miércoles, 27 de abril de 2016

Una vida mágica. Los mundos de Chrestomanci

Está tan bien escrita la historia, los personajes tienen tanta consistencia y personalidad que, creo, es la primera vez que le tomo tanta manía a uno de ellos, hasta el punto de alegrarme como una boba con las terribles cosas que le pasan a la odiosa niña..... ¡Qué manía la he cogido! ¡Muerte a Gwendoline! Igual me he pasado con esto último, pero seguro que más de un lector estará de acuerdo conmigo, si es así, os ruego que me informeís, así no me sentiré tan mala (jejejeje)
Eric, o mejor dicho Gato, como todo el mundo le conoce, vive dominado por su tiránica hermana (la odiosa si) Gwendoline, que además, es bruja. Ambos, tras la muerte de sus padres, quedan bajo la tutela de la Sra. Sharp, hasta que un buen día recien una carta de un curioso personaje: el poderosísimo mago Chrestomanci, quien les reclama... Bueno, en realidad reclaman a la niña bruja. Y así es como acaban en el misterioso castillo que comparte con sus familia: su mujer Millie, y sus hijos Julia y Roger. Todos son brujos, y al castillo llegan los dos hermanos para tomar clases, como no, de magia.
La diferencia existente entre los dos hermanos se hace patente desde el primer día. Mientras a Gato no le cuesta adaptarse, y aunque echa de menos su casa, tiene mejor conformar, su hermana les hace la vida imposible a todos los habitantes del castillo que, según ella, menosprecian su poder. Tooooodos los<días la niña se encarga, con sus hechizos, de amargar a todos los presentes, lo que acaba minando la paciencoa, no sólo de los protagonistas del libro, si no también, os lo puedo jurar, del más apacible de los lectores... Porque la niña en cuestión es repelente, malvada, egoista, cabezota, soberbia, engreída, envidiosa, orgullosa, .... ¿Se me nota mucho lo mal que me cae?

"-En este castillo hay una regla inquebrantable que será mejor recordeís todos bien. Los niños no podeís practicar brujería de ninguna clase, a menos que esté presente Michael Saunders para supervisaros. ¿Lo has entendido Gwendoline?"

La historia depara muchas sorpresas, ya digo está muy bien escrita, y cada nuevo personaje juega un papel fundamental en el desenlace...un tanto lioso. Muy emocionante, sin duda. Un modo diferente de ver la magia, o la brujería como aquí se dice. Las cosas no son siempre lo que parecen, y las apariencias engañan... ¡Y mucho! No voy a desvelar nada más, tan sólo...para tener una hermana así es mejor no tenerla LITERALMENTE hablando...ya lo entenderéis.
La autora, Diana Wynne Jones es la misma de El castillo ambulante, obra que adaptó para el cine Miyazaki. No os lo perdaís, lo vaís a disfrutar de lo lindo, incluido el intenso odio que vais a sentir por la que, se supone, es la protagonista, aunque más tarde se descubre que.... ¡AHHHHHH NOOOO! No pienso decir ni mú..... ¡A leer!
(Tit:Una vida mágica. Los mundos de Chrestomanci Wynne Jones, D. Anaya, 2015)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El abismo

"Una novela poderosa, aterradora y conmovedora que nos sumerge en el oscuro océano de la mente" Qué distinta a la anterior (El...