viernes, 27 de mayo de 2016

Tengo unos pies perfectos


Melchor Sabidillo podría pasar por ser el niño más listo del planeta, porque lo sabía todo, todo de todo: dinosaurios, animales, ríos, montañas, batallas, reyes, planetas.... Por eso se puso tan contento cuando recibió la llamada del concurso: EN BUSCA DEL NIÑO MÁS LISTO, al que también se presentarían Isidro Todolosabe, y Raquel Requetelistilla (Con esos nombres cualquiera les lleva la contraria)
Los temas se escogerían al azar. Un papelito dentro de un sobre tendría la culpa, y pasado un día de preparación vendría la exposición de todo lo aprendido y leído. En fin, chupao, tirao, cuando uno es el más listo del planeta y se lo sabe todo, pensaba Melchor....
Y llegó el gran día. A Raquel le tocó Cálculo; A Isidro Historia de Egipto, y a Melchor.... "TEMA: PIES" ....... ??????????........ ¿Cómo que pies? ¿Qué se puede saber sobre los pies?  ¡Que están al final de las piernas, No te digo! A Melchor se le cayó el alma "ahí mismo" y volvió a casa triste.
Pero su madre le iba a hacer un gran regalo en forma de sugerencia:
"- A veces cariño las cosas que tenemos más cerca son las que menos observamos. Pero no te preocupes, te traigo un libro....."

El libro en cuestión se llama precisamente Tengo unos pies perfectos, y Melchor comienza a leerlo sin mucho entusiasmo, todo hay que decirlo, pero como es un niño tan listo sabe que leyendo aprenderá mucho más a cada página que pasa con los dedos. Un libro sobre los grandes olvidados: nuestros pies, y de los que descubrirá muchas e interesantes cosas. ¿Realmente huelen mal? ¿Cuanto peso soportan? ¿Cuantos huesos tienen? ¿Cómo aparecieron? ¿Hay diferentes tipos de pies? ¿Cómo saber cual es el de cada uno? ..... Al día siguiente.... ¿A que no sabéis quién ganó el concurso?

Un libro muy útil, tanto para niños como para mayores, la verdad (va en serio eso de que los pies son los grandes olvidados del cuerpo humano, ¡¡¡Pobrecitos, con lo que tienen que soportar!!!) divertido, ameno y muy apropiado para estas fechas, ya calurosas, en las que descubrimos, gracias a las chanclas, que tenemos diez dedos ahí abajo.... si, justamente ahí.....
(Tit: Tengo unos pies perfectos. Solar, M. Gusti. Kalandraka, 2015)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La noche de tus ojos

Ya os digo, desde este mismo momento, a los que os gustan las policíacas, que el asesino queda desvelado muy pronto, yo diría que demasia...