domingo, 20 de noviembre de 2016

Verne y la vida secreta de las mujeres planta


Si eres de los que abrazas árboles sin que te importe la mirada de los demás, les cantas a las macetas mientras las riegas, o pisas el césped con cuidadito de no dañarlo, no puedes dejar de leer este libro. Yo, de esto hace ya tiempo (menos mal), pasé una temporada empeñada en querer convertirme en árbol, en un haya para ser más exactos. No me preguntéis el motivo, pero así fue. Sin embargo desde que he leído esta historia no se me vuelve a ocurrir nunca, nunca nunca jamás. Si lo leéis me daréis la razón.
Melisa, Violeta y Azucena, además de ser unos preciosos nombres de plantas, son los nombres de tres mujeres de distinta generación, pero de la misma familia, que ocultan un preciado secreto. Secreto que dejará de serlo en cuanto el famoso escritor Jules Verne haga su aparición, porque él si conoce la existencia de las mujeres planta. ¿¿MUJERES PLANTA??. La historia se desarrolla en nuestro país,en concreto en la preciosa ciudad de Vigo, eso si en pleno siglo XIX, donde recala su buque el Saint Michel III y donde buscará una botica muy especial, y un boticario (Philipot) que sabe mucho de plantas, pero sobre todo de mujeres planta, ya que las mujeres de su vida, su mujer y su nieta, lo son. Verne llega en el preciso, y oportuno momento en el que la mujer del boticario (Melisa) comienza su transformación. No hay tiempo que perder, toda la ayuda es poca cuando se trata del sufrimiento de un ser humano. ¿Ser humano? ¿O más bien deberíamos hablar de un ser vegetal? ¿Llegarán a tiempo al bosque donde debe culminar la transformación? ¿La transformación en qué? ¿Tendrán que ir a nado hasta las islas Cíes?..... ¿Qué demonios tienen que ver las islas Cíes en todo esto? ¿Y el Nautilus?....... ??????? Me temo que tendréis que leerlo porque yo no voy a soltar ni prenda...... Esta original historia fue ganadora del Premio Lazarillo 2015. Merecidísimo, no hay duda.
(Tit: Verne y la vida secreta de las mujeres planta. Costas, L. Anaya, 2015)