miércoles, 15 de febrero de 2017

Se acercan las Navidades  y los Vanderbilt están inmersos en los preparativos, pero entre los numerosos invitados que esperan recibir hay uno muy especial que puede aguarles la fiesta a Serafina y Braeden. Un inspector de policía que indaga la desaparición de un hombre,  el señor Thorne, un hombre que ambos conocen muy bien, y que está ligado a su reciente pasado.
A la llegada de este personaje se une el extraño comportamiento de los animales, todos los animales: ratas, perros, ciervos, caballos, zorros, pájaros, arañas, cucarachas…. ¿Qué está sucediendo en Biltmore? Ni siquiera Serafina puede controlarlos, ella que es la JBAR (Jefa de la Brigada Antirratas) no encuentra explicación a los ataques, incluso Gidean, el perro de Braeden, su mejor amigo, parece haberse vuelto loco. ¿Tendrá algo que ver en todo esto la extraña figura que ha visto en el bosque portando un bastón?  
“NO SON LAS BATALLAS QUE PERDEMOS O GANAMOS LAS QUE  NOS DEFINEN SINO AQUELLAS QUE ESTAMOS DISPUESTOS A LIBRAR”
Y de batallas ella sabe mucho, ella, una catamount como su madre, mitad humana mitad animal, una pantera negra que con apenas doce años ya se ha enfrentado a los peligros de la magia, la magia negra de una capa. ¿Acaso aquella capa negra tendría algo que ver con el bastón que vio en el bosque hacerse dueño de la voluntad de los animales?
Los acontecimientos se precipitan, y Serafina poco a poco va descubriendo todo: La señorita Rowena, que desde el principio no le cayó bien, muestra quien es en realidad. Los animales enjaulados en el bosque. Un nuevo encuentro con la figura negra del bastón, y el descubrimiento de sus verdaderas intenciones, la desaparición del inspector…
“El corazón de Serafina se acelero en su poderoso pecho según iba observando la figura con atención. Los músculos se le abultaron en el cuerpo y el aire entró a raudales en sus pulmones.
Plantándose a cuatro patas echó un vistazo a su espalda para asegurarse de que la señora Vanderbilt siguiera a salvo en su habitación.
Y cuando Serafina se volvió a mirar a la figura del bosque una vez más descubrió que había desaparecido.”
¿Lograrán disfrutar de las Navidades? ¿Encontrará por fin su sitio en la vida Serafina? ¿Sabremos, al fin, que le sucede a la tía de Braeden, la Señora Vanderbilt? ¿Quién es en realidad el hombre del bastón?
Queridos, lo que os digo siempre, tendréis que leerla para descubrir todas estas cosas y muchas más. Historia de Norteamérica, naturaleza salvaje, misterio, magia negra… De todo un poco tiene esta segunda parte. Yo no me he leído la primera, no he tenido ninguna dificultad en seguir la historia, y me ha gustado tanto que ahora me leeré el primer libro, así que os lo recomiendo encarecidamente. Al final hay un capítulo donde te explican que la casa existe en realidad y algunos de los personajes también lo cual resulta aún más interesante.
(Tit: Serafina y el bastón maligno. Beatty, R. Alfaguara, 2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada