domingo, 18 de junio de 2017

La noche de tus ojos


Ya os digo, desde este mismo momento, a los que os gustan las policíacas, que el asesino queda desvelado muy pronto, yo diría que demasiado pronto. Y que en realidad, no es un asesino en serie, aunque lo parezca, sino un buen chico traumatizado que hace justicia allá donde la justicia no existe. ¿Con este poquito ya os llama la atención? ¿No? Bueno, sigo. Hay malos tratos, tan de moda, muchos malos tratos: pasados, y presentes, en dos familias diferentes, pero dos familias rotas al fin y al cabo. Imagino que esto ya no os apetece tanto, ¿verdad?  Pero, como le dice su madre a Aidan:

"El dolor es parte de la vida Aidan - dijo en tono neutro - Ignorarlo es ignorarnos a nosotros mismos"

Bueno, quizá la ignorancia, a veces, cuando uno es pequeño, tan pequeño que no puede entender porque los adultos son tan crueles e inhumanos, sea una bendición. En fin, que por lo que se ve hay que aprender a sufrir, y llevarlo lo mejor que se pueda. Y de eso, de vivir con el dolor y seguir adelante, hasta que se pueda, saben mucho los dos protagonistas de esta novela: Aidan y Ciara.
Una historia de amor, en medio de los malos tratos recibidos por ambas partes, unos asesinatos que, justificados o no, debe investigar el inspector Gallagher, y el pasado que pesa demasiado, tanto que consigue cegar a los dos protagonistas de manera, eso si, muy diferente: para uno de ellos es una ceguera física pero reversible. Para el otro, quizá aún más dolorosa, una ceguera mental, emocional, que, por desgracia en muchos casos, no se llega a superar nunca.

"Evelyn lo miró muy seria antes de responder:
 - Porque tiene un significado entre sus páginas que todos deberíamos aprender en algún momento de nuestra vida.
- ¿Y cuál es? - había preguntado su hermano pequeño.
- La libertad o la muerte."

La historia trascurre en Irlanda, en Dublín para ser exactos, pero la verdad es que podía tratarse de cualquier otro lugar porque no se aprecia. Las descripciones son escasas, y prácticamente anodinas. Con lo bonito que es Irlanda podía haber sacado más partido del paisaje...al paisaje, al personaje de Aidan, al del comisario Gallagher, al ama de llaves.... Se lee fácil, pero solo eso. Para ser una novela ¿policíaca? es un poco sosa. Para ser una novela ¿romántica? es predecible y poco profunda. Una pena, me parece a mí, porque la historia podía haber dado mucho más. No es un tostón, pero tampoco es una historia que deje huella. Pero...como siempre, leerla y tendréis vuestra propia opinión.
(Tit: La noche de tus ojos. Andrés Belenguer, A. Planeta, 2017)

sábado, 17 de junio de 2017

Inventario


Demasiadas advertencias para comenzar un libro, me parece a mi. ¡Ah, ya decía yo! En la advertencia número seis puedo leer: "...quedan más advertencias, pero no tiene sentido transcribirlas ahora. Se advertirán en el momento oportuno" (Espero que no sean muchas más, menudo rollo)
Pasamos de las advertencias a las invenciones, de lo más disparatadas ¡Qué bien! No hay nada más divertido que las cosas que no tiene sentido, aunque...bien mirado...estos inventos tienen todo el sentido del mundo. Ya lo comprobaréis vosotros mismos.
En este libro podemos encontrar inventos que si no están ya en el mercado, deberían estarlo porque son muy, pero que muy prácticos, como os demuestro a continuación:

- El recuperador de balones. Un ahorro de dinero para las madres, y menos sustos para los viandantes
- El levitador de profesoras de matemáticas. Imprescindible, sobre todo si se te da fatal esta asignatura (adjunta advertencia. ¡Lo sabía!)
- El satélite de besos. Debería ser obligatorio (Hacen tanta falta...)
- La catarata portátil. ¡Me encanta! Creo que es mi favorito. No veo el momento de comprarla, sobre todo para utilizarla en las olas de calor. ¡Que gustazo!

Pero aquí no acaba la cosa, no: tendedero musical, el árbol de la risa, el pasadizo portátil.... ¿Lo que menos me ha gustado? La publicidad. ¿Os lo podéis creer? Ni que lo hubiera hecho a propósito.
Muy divertido, original, gamberro, desternillante, disparatado...gamberro ¿lo he dicho ya? Jejejeje
Si aún no lo habéis leído, ir a leerlo ya...¡Vamos, ya! ¿A qué esperáis? (Y alguno me puede contestar: a que inventen un teletransportador de niños. ¿Noooooo?)
(Tit: Inventario. Maestro, P. Edelvives, 2016)

jueves, 1 de junio de 2017

El caballero fantasma


¿Cómo se le ocurriría mandar a su hijo de once años a un internado en Salysbury donde un fantasma ha jurado vengarse de su familia? Será porque no lo sabe, pensaréis. Y efectivamente, la madre de Jon desconoce que uno de sus antepasados murió a manos de su señor Lord Stourton, quién junto a cuatro de sus criados fue condenado a morir en la horca. Desde entonces espera venganza, y ahora ¡vaya por Dios! el destino le brinda la oportunidad. Jon necesita ayuda con urgencia. En principio la encontrará en una de sus compañeras de clase, Ella, cuya abuela es bruja, reconocida, además de amante de los sapos. ¡Le encantan los sapos! ¡Vive rodeada de ellos! Sin embargo, las visitas de Lord Stourton y sus criados, fantasmalmente me refiero, son tan aterradoras que necesita algo más poderoso. ¿Todo un caballero, un buen caballero, hijo de rey (en concreto de Enrique II, aunque fuera ilegítimo) valdría? ¡Por supuesto! ¡Of course! (qué dirían Stourton y compañía)  Tan sólo hay un pequeño inconveniente: el caballero en cuestión, William Longespee, está muerto desde hace siglos...
Muy entretenida, divertida, espeluznante, y muy útil porque sin querer, a medida que vas leyendo la historia de Jon, Ella, su abuela, los compañeros de internado (Stu y Angus) aprendes un montón de datos históricos sobre los personajes que van saliendo, los lugares a los que tienen que dirigirse, y lo que sucedió.
(Tit: El caballero fantasma. Funke, C. Siruela. Biblioteca Funke, 2011)

Esmeralda y yo


Si tienes que echar mano de un pez, aunque éste sea un "luchador de Siam" y preciosísimo, para contarle tus problemas es que la cosa está muy mal, pero mucho. Y eso es precisamente lo que piensa Ángela cuando tiene que dejar su pueblo, su colegio, y sus amigos, para trasladarse  la ciudad donde le espera un nuevo colegio, una nueva clase, y unos nuevos amigos (o enemigos) Así que no tiene más remedio que contarle las cosas a Esmeralda, su pez, que parece entenderla a las mil maravillas, y hasta le contesta: giro a la derecha es un si, giro a la izquierda es un no.
Conocerá a Lucía, una niña muy cotilla, guapa guapísima, y pesada pesadísima. Y con ella a su grupo de amigos, que no tiene nada que ver con su grupo de amigos del pueblo, faltaría más. Pero entre todos ellos está Inés, con quién si que entabla una buena amistad porque, al parecer, tampoco aguanta a Lucía y sus cotilleos. Entre mentiras, invitaciones a merendar, y conversaciones con Esmeralda se pasa el curso volando, tanto, que llega la Navidad repleta de sorpresas. Sorpresas, rebuznos, relinchos, cacareos, mugidos.... ¿Qué de qué hablo? De una función de Navidad de lo más divertida y loca.
Lectura fácil, divertida, algo simple, pero ideal para amantes de los finales felices...y no digo más.
(Tit: Esmeralda y yo. Cortés Amunarriz, J. Anaya, 2016. VII Premio LIJ Ciudad de Málaga)

La noche de tus ojos

Ya os digo, desde este mismo momento, a los que os gustan las policíacas, que el asesino queda desvelado muy pronto, yo diría que demasia...