domingo, 18 de junio de 2017

La noche de tus ojos


Ya os digo, desde este mismo momento, a los que os gustan las policíacas, que el asesino queda desvelado muy pronto, yo diría que demasiado pronto. Y que en realidad, no es un asesino en serie, aunque lo parezca, sino un buen chico traumatizado que hace justicia allá donde la justicia no existe. ¿Con este poquito ya os llama la atención? ¿No? Bueno, sigo. Hay malos tratos, tan de moda, muchos malos tratos: pasados, y presentes, en dos familias diferentes, pero dos familias rotas al fin y al cabo. Imagino que esto ya no os apetece tanto, ¿verdad?  Pero, como le dice su madre a Aidan:

"El dolor es parte de la vida Aidan - dijo en tono neutro - Ignorarlo es ignorarnos a nosotros mismos"

Bueno, quizá la ignorancia, a veces, cuando uno es pequeño, tan pequeño que no puede entender porque los adultos son tan crueles e inhumanos, sea una bendición. En fin, que por lo que se ve hay que aprender a sufrir, y llevarlo lo mejor que se pueda. Y de eso, de vivir con el dolor y seguir adelante, hasta que se pueda, saben mucho los dos protagonistas de esta novela: Aidan y Ciara.
Una historia de amor, en medio de los malos tratos recibidos por ambas partes, unos asesinatos que, justificados o no, debe investigar el inspector Gallagher, y el pasado que pesa demasiado, tanto que consigue cegar a los dos protagonistas de manera, eso si, muy diferente: para uno de ellos es una ceguera física pero reversible. Para el otro, quizá aún más dolorosa, una ceguera mental, emocional, que, por desgracia en muchos casos, no se llega a superar nunca.

"Evelyn lo miró muy seria antes de responder:
 - Porque tiene un significado entre sus páginas que todos deberíamos aprender en algún momento de nuestra vida.
- ¿Y cuál es? - había preguntado su hermano pequeño.
- La libertad o la muerte."

La historia trascurre en Irlanda, en Dublín para ser exactos, pero la verdad es que podía tratarse de cualquier otro lugar porque no se aprecia. Las descripciones son escasas, y prácticamente anodinas. Con lo bonito que es Irlanda podía haber sacado más partido del paisaje...al paisaje, al personaje de Aidan, al del comisario Gallagher, al ama de llaves.... Se lee fácil, pero solo eso. Para ser una novela ¿policíaca? es un poco sosa. Para ser una novela ¿romántica? es predecible y poco profunda. Una pena, me parece a mí, porque la historia podía haber dado mucho más. No es un tostón, pero tampoco es una historia que deje huella. Pero...como siempre, leerla y tendréis vuestra propia opinión.
(Tit: La noche de tus ojos. Andrés Belenguer, A. Planeta, 2017)

No hay comentarios:

Publicar un comentario