sábado, 30 de noviembre de 2013

Los hijos del vidriero


"Desde luego, es hermoso poder ver sólo el lado luminoso de la vida, pero los que realmente están en  condiciones de decir la pura verdad son aquellos que también pueden ver el lado sombrío de las cosas."

"... Klas se había dado cuenta de que lo más hermoso es al propio tiempo lo más frágil. Esto, cuando se es pequeño y no se conoce la naturaleza del cristal, causa temor y es difícil de superar. Resulta desalentador observar con que facilidad se hacen añicos las cosas más hermosas de la vida."

"Súbitamente se dieron cuenta de su total soledad. No era simplemente que estuvieran solos - a veces a la gente le gusta estar a solas - sino que estaban abandonados, lo cual era muchísimo peor. Nadie quiere sentirse abandonado."

Hermosas y acertadas reflexiones que podréis encontrar en este libro, algo antiguo pero no por ello menos valioso, y que fue declarado de interés infantil por el Ministerio de Cultura allá por los años noventa. En concreto la primera edición es del 1980 y la edición que yo he podido leer en la biblioteca es de 1994 (22ª edición!!!!). Por cierto! existe una versión cinematográfica de 1998. La autora ha sido galardonada con el permio Andersen en 1974 y su nombre, aunque no lo he elegido a posta va que ni pintado en estas fechas (María Gripe) Jejeje.... Broma fácil, lo se.

Básicamente Los hijos del vidriero es una historia para aprender a valorar lo que uno tiene y...lo que no tiene también. Una historia donde, lo de menos, es el principio o el final, sino lo que transcurre durante, el aprendizaje de unos niños, pero sobre todo de unos padres.

Albert es un soplador de vidrio, y con su esposa Sofía y sus hijos Klas y Klara, viven en un pequeño pueblo. Aleteo Brisalinda, una bruja adivina, vive muy cerca de ellos. Un día, Aleteo con sus sortilegios ve como se aproxima un poder maligno hacia la familia del soplador. Albert y Sofia ignoran el peligro que les acecha. Aleteo tiene un extraño ayudante, un cuervo que habla que se llama Talentoso cuyo ojo diurno ve las cosas buenas y brillantes de la vida, y su ojo nocturno ve las partes malas y oscuras. Sin embargo ha perdido el ojo nocturno, así que tooooodo lo ve de color de rosa (de ahí el primer párrafo que he elegido). Su dueña, en cambio, ve a través de las maravillosas alfombras que teje el destino de las personas, y un día, una de las terribles visiones de Aurora se hace realidad, ya que  Klas y Klara desaparecen sin dejar rastro.

"Cas siempre uno alcanza lo que quiere - sin que se sepa cómo ni cuando - y esa es la razón por la que da miedo tener deseos. Hay que desear lo que uno es capaz de aceptar de una u otra forma. Es muy importante tener esto en cuenta..."

Y más ahora que llegan las Fiestas de Navidad, así que.... pensar muy bien lo que vais a pedir a Papá Nöel o a los Reyes Magos porque..... a veces los deseos se cumplen...... y......

(Tit: Los hijos del vidriero. Gripe, M. SM, 1994)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pinocho antes de Pinocho

Maravilloso y original. Una forma diferente (muy diferente) de contar la historia, o mejor dicho el origen, de Pinocho, porque éste...