martes, 8 de mayo de 2012


¿Por qué no habla mi gata? es un libro para primeros lectores perteneciente a una nueva serie, Pepe piensa, que llega a Barco de Vapor (Editorial SM). El texto es del autor francés Michel Piquemal y las ilustraciones de Thomas Baas.
Pepe es un niño que se hace muchas preguntas, como todo niño que se precie, sobre cosas importantes de la vida, como por ejemplo, en este caso, el lenguaje delos animales.

Comparte sus confidencias y problemas con su gata Bergamota, pero ella no le contesta  nunca, así que decide enseñarle a hablar: Repite lo que digo Bergamota: SOY-U-NA-GA-TI-TA. Pero  cuando la pobre gata contesta lógicamente  - ¡Miau!- el se enfada y va corriendo a su padre a preguntarle porque los gatos no pueden hablar.

A partir de ese momento el padre le explicará el idioma felino, tan diferente al humano, y lo importante que son ambos para comunicarse, bromeará con su hijo hasta que éste acaba por imitar el lenguaje de su gata, y al final Pepe llegará a la conclusión que aunque no hablen el mismo idioma, Bergamota y el, la querrá igual: Yo te miauquiero igual, ¿sabes?.
Al final del libro hay una serie de juegos para pensar, propuestas para dialogar con los niños sobre el tema del lenguaje, y en este caso hasta un diccionario gatuno.

La traducción del titulo no se ajusta al titulo real del francés ( Parle-moi petite chat) háblame gatita sería más correcto, y el nombre del niño (Piccolo) no es demasiado acertado, quizá Pablo no suene “tan duro”, tan “de mayor”.
En esta entrega se habla sobre el poder de las palabras, del lenguaje, lo importante que es la comunicación entre los seres vivos, ya sean animales o humanos. Pero también se habla del respeto a los que son diferentes, el respeto a los animales, el respeto hacia los que hablan diferente, y la gran suerte que tenemos de podermos comunicar con todos ellos a través del lenguaje, aunque cada uno hable el suyo propio.

Imagino que un niño despierto, si es que no lo son todos a esta edad (el libro se recomienda para niños a partir de  seis años) podrá preguntar incluso si el nombre de la gata, Bergamota, significa algo. Y ahí tenemos que estar los mayores al quite para saber explicar otro mundo complejo y otro lenguaje, el de las especias y como nos sirven para cocinar, llegando incluso a preparar un postre, como el arroz con leche a la bergamota.
(Tit: ¿Por qué no habla mi gata?. Piquemal M. Barco de Vapor, Ed. SM, 2012)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El abismo

"Una novela poderosa, aterradora y conmovedora que nos sumerge en el oscuro océano de la mente" Qué distinta a la anterior (El...