lunes, 29 de abril de 2013

Prospero, le petit marchand de pain


"Había una vez...un pueblecito de mármol rosa y gris cuyo nombre era Regina del Sonno...."

Así comienza este cuento que hará las delicias de los amantes de la música, y que al resto de los mortales también les gustará porque es una historia mágica, sobre un instrumento mágico. Porque de Stradivarius y sus famosos violines todo el mundo ha oído hablar, y si no con echar un vistazo al final de este libro todo arreglado. Porque este libro, editado por el Museo de la Música de París (ya sabéis que de vez en cuando toca recomendación en lengua francesa.... suena tan bonito, n'est-ce pas?) además de un cuento, también ofrece información sobre algún objeto de la colección, y en este caso les ha tocado a los Stradivarius, cinco de ellos se encuentran entre las piezas de este museo. Por supuesto además del libro, también incorpora un CD para escuchar el cuento y la deliciosa música de un violín.

Pero..... ¿se me ha olvidado hablar del cuento en si?...No, paciencia...¿por donde íbamos?.... Ah si!!!! el pueblo se llamaba Regina del Sonno, y en él vivía Don Antonio, cuyo sobrenombre era El Mago, y a cuya tienda, también mágica por supuesto, sólo podía pasar Prospero, el muchacho cuyo pan blanco comía todo el pueblo, y que cada vez prolongaba más el tiempo de su visita, hasta el punto que El Mago le comenzó a enseñar parte de la magia de su oficio, que no era otro que hacer instrumentos musicales, en concreto violines.

Un día un desconocido ataviado con un gran abrigo llamó a la puerta de Don Antonio, y al poco tiempo de estar en su interior, comenzaron a escucharse unas preciosas notas, una melodía maravillosa. Tanto, que palomas y gatos se detuvieron ensimismados, y ni que decir de las personas que no tenían más que oídos para escuchar esa deliciosa música. El auditorio reclamaba a Don Antonio la explicación de ese sonido.

 "Misterio, respondía siempre riendo.

- Es un violín - dijo Prospero"

Y cuando el desconocido fue a pagar su encargo, Don Antonio le pidió que tomara a Prospero como alumno, a lo que el violinista no puso ningún impedimento y sellaron el pacto con un abrazo. Y de este modo comenzó lo que para Prospero sería una nueva vida llena de música, lecciones, instrumentos mágicos, y una gran velada a la que acudiría todo el pueblo para comprobar que las lecciones no habían sido en balde. ¿Había merecido la pena, el esfuerzo y la espera?....Ya lo creo que si.
(Tit: Prospero, le petit marchand de pain. Montagne, A. Actes Sud, 2011)

sábado, 27 de abril de 2013

El salteador de caminos


Bien es sabido que el hambre y la pobreza agudizan el ingenio, y buena prueba de ello es la historia que cuenta este libro, que se lee muy fácil y que te mantiene entretenido hasta el mismísimo final.

Un pequeño mendigo, que tiene la mala suerte de ser, eso, pequeño, porque...

"una de las cosas malas de ser pequeño es que casi todos los chavales que mendigan por las calles son más grandes. Y si eres más grande tiene más autoridad...".

Le va a cambiar la vida el encuentro con un misterioso caballero, que aparece montando una preciosa yegua negra.

"Sostenme el caballo chaval. Cuando vuelva te daré una guinea de oro"

Y ahí, parado, muerto de frío y hambre, y descalzo, aguanta a que llegue el jinete y le de su recompensa. Pero antes de que eso suceda, pasan muchas cosas, que tienen que ver con salvar la integridad del animal, pero también la suya propia, porque no todo el mundo que se fija en él, tal cual está como un pasmarote, tiene buenas intenciones. Eso si, él demuestra que de tonto no tiene un pelo (consigue dos panes y un buen trago de agua gratis) y que, aunque pobre, es honesto pero...también un poco pillo.

La historia tiene trampa, y no lo descubres hasta el final, aunque bien pensado pudiera ser que el muchacho dijera la verdad, ¿no?.... ¿Queréis saber quién es el misterioso jinete?. ¿Conseguirá el chaval que le pague lo que le ha prometido?. En realidad...¿Quién es el salteador de caminos?....
Se trata de una historia muy bien escrita, con una trama muy original y con unas magníficas descripciones que, aunque escasas, te hacen sentir la pobreza del muchacho, lo que te lleva a empatizar con el personaje y desear que todo le salga bien. Totalmente recomendable.

(Tit: El salteador de caminos. Thompson, K. Edelvives, 2009)

sábado, 20 de abril de 2013

La casa de la colina negra


Trepidante, entretenida, emocionante, intrigante, original...me recuerda mucho a la obra de Michael Scott sobre Nicolas Flamel, pero, precisamente por ello es fascinante, como lo son los libros del autor irlandés, y en este caso más recomendable aún por tratarse de un autor español (hay que hacer patria siempre, si merece la pena ¡claro!, y en este caso no tengo ninguna duda).

"- Si la haces estallar regresaremos a la Telaraña - le explicó en un susurro. Durante un instante tuvo la tentación de buscar algún nuevo argumento para convencerlos de que estaban a punto de cometer una locura..."

Porque volver a la Telaraña significa que la plácida vida que llevaban hasta ese momento desaparecería, y todo por salvar a alguien que ya está muerto....¿Cómoooooooo?. Pues si, así es, y es que la casa de la colina negra no es una casa cualquiera, no, es una casa mágica y sus ocupantes no lo podían ser menos: un hada, un mago, y un mestizo, Víctor, su hijo y causante de todos los problemas, muy a su pesar, que tendrán, o que han tenido a lo largo de toda su vida, pero de eso ya se enterará el mismo cuando todas las criaturas del Inframundo se interesen en su persona, o mejor dicho, en su sangre. ¡¡¡¡Otra de vampiros!!!!. No, paciencia.....

A todo ello se le suma Paula, un fantasma que la casa adopta, si, habéis oído perfectamente, ya he dicho que la casa era mágica, así que...¿porque no iba a tener la capacidad de adoptar a un fantasma si lo necesita?. Y bien que lo necesita porque la Sombra la persigue para arrancarle la verdad sobre la cabeza del Minotauro que, en realidad es la suya (Pufffffff!!!!!!). Y si pensáis que todo acaba aquí...vais listos!!!!!

Un tiburón en la piscina, un tío arqueólogo que puede abrir portales telúricos, una presencia maligna encerrada en los sótanos de la casa, un accidente de bicicleta, un secuestro... Las últimas páginas de esta historia son escalofriantes, pero lo peor.... es que se acaba.¿O no?.....

(Tit: La casa de la colina negra. Cortina, J.A. Alfaguara, 2006)

En el corazón del bosque


De pequeña cuando las cosas no salían como yo quería, que solía ser muy a menudo, anunciaba que me iba de casa, mi madre, ya acostumbrada, me abría la puerta y yo, en zapatillas y a veces en pijama, me iba a la escalera a meditar primero, eso si, el rumbo que iban a tomar mis pies. Ni que decir tiene que nunca pasé del primer tramo de escaleras, vivíamos en un primer piso, así que mi aventura acababa pronto. A Noah, el protagonista de este libro, le sucede algo parecido... bueno a él le sucederán muchas más cosas porque el si se escapa ya que, al parecer, sus padres no le valoran lo suficiente:

"1. He leído catorce libros. 2. El año pasado gané la medalla de bronce en los 500 metros el día del deporte 3. Se cual es la capital de Portugal (Lisboa) 4. Soy el séptimo niño más listo de la clase 5. Mi ortografía es excelente".

Así que en ayunas y sin dinero comienza a andar, y andar, hasta llegar a un pueblo donde se encuentra una tienda de juguetes muy especial, una tienda de juguetes de madera. Tan especial que en su interior las marionetas se comportan como si tuvieran vida (¿acaso no la tienen?), pero también los animales, y los coches, los árboles que les rodean.... El dueño de la tienda, un amable anciano, le invita a comer e intenta ayudarle a encontrar el motivo de su fuga, y como Noah no parece querer dar muchas explicaciones sobre ello, es el anciano quien le cuenta su vida, una vida, por cierto muy curiosa que llevará al niño a tomar una decisión que le cambiará la vida...¿Se puede tomar una decisión tan importante cuando se es tan pequeño?. Lo cierto es que es lo más aconsejable, tomar decisiones importantes cuando te queda tooooda la vida por delante, ¿no os parece?.

Seguramente su lectura os recordará mucho, pero mucho, a esa historia clásica que todo el mundo conoce porque en algún momento de la infancia ha oído eso de:" Si mientes te crecerá la nariz como a ....". Por cierto, el autor es el mismo que el Niño del pijama de rayas, y en la misma tónica que éste, la sensibilidad corre a raudales, así que si tenéis un día tonto será un buen motivo para echarle la culpa de las lágrimas a su lectura.

(Tit: En el corazón del bosque. Boyne, J. Salamandra, 2010)


martes, 16 de abril de 2013

Los juegos del hambre


Completamente de acuerdo en que el libro es adictivo, como dice S. King, que es tremendamente emocionante, con un ritmo endiablado, muy bien escrita y conmovedora, en ocasiones, también. Pero no creo que sea una historia recomendable para cierta edad, y lo digo porque sé que ha habido casos en que han tenido pesadillas después de leerlo, y no me extraña, la verdad.

¿Qué les pasa a los norteamericanos con esa visión suya del mundo tan particular en que todo se ve envuelto en violencia, agresividad, y futuros cataclismos?´. ¡Señor, que agobio!. Parto de la base que yo tengo una visión del mundo más amable, cierto, y que las obras en las que tengo el corazón encogido por la angustia no son mis favoritas, pero... aún así las leo, como es este caso.

Al grano, ¿de qué va este libro?, pues según mi humilde opinión, y mira que he de reconocer que engancha, es una simbiosis entre un capitulo de "Frank de la jungla" y un reality show. Muy desencaminada no voy, porque la propia autora dice que la idea le surgió un día mientras veía la televisión, mezclando informaciones de la guerra con un reality. Tipico tópico americano.
El caso es que una guerra por la supervivencia deja a Norteamérica dividida en 13 distritos controlados por el Capitolio, (esto ya de por si suena fatal). Pero llegaron los Días Oscuros, cuando los distritos lucharon por la supervivencia y la necesidad de salir de la decadencia, mientras El Capitolio, gracias a sus avanzadas tecnologías, consigue la sumisión de doce distritos y la aniquilación del decimotercero (por aquello de la mala suerte sería); y para que todo el mundo recuerde que los Días Oscuros no se deben repetir, no se les ocurre otra cosa que inventarse Los Juegos del Hambre, que no es más que una sangrienta competencia en la que un chico y una chica de cada distrito deben luchar a muerte: El que pierde muere, el que gana obtendrá fama y riqueza. Y así de triste es la cosa hasta que llegan Peeta y Katniss, los dos protagonistas de esta especial "multiaventura", con su fingida, o no, historia de amor para dar "vidilla" entre tanta muerte, porque de lo que si hay mucho es de esto último: muertos.

 ¿A que es una historia de lo más conmovedora?. Yo estoy deseando leer el segundo libro tan sólo para ver como evoluciona su historia de amor....¡Ay! que romanticona soy, no tengo remedio. Y es que al final los seres humanos nos movemos por amor...aunque por el camino haya que matar a unos cuantos. Recomendable lectura, aunque si eres de estómago delicado y cierta sensibilidad, hazlo con sumo cuidado. Ya sabes, hay que leer de todo para poder criticar luego, eso si sin acritud.

(Tit:Los juegos del hambre. Collins, S. Molino 2012)

domingo, 14 de abril de 2013

El viento en los sauces






 
Y para celebrar la entrada número 100 algo muy especial.
 Este libro hay que leerlo con mucha calma para poder disfrutar las descripciones que hace el autor, de las "preciosas" casas de los protagonistas, así como de las "suculentas" comidas que preparan. Porque gracias a esas extensas descripciones, somos testigos de la singular vida de: un topo, un ratón, un sapo, y un tejón, además de los diferentes animalillos que se ven inmersos en las aventuras de estos sociables, encantadores, elegantes y pulcros....¿animales?.
El libro nos habla del amor al hogar, a la Naturaleza, a veces cruel, pero sobre todo nos habla de amistad. Una amistad inquebrantable que, a pesar de las dificultades, pero sobre todo a pesar de los defectos de cada uno de ellos, no impide que todo acabe como empezó, en perfecta armonía.
Es este un clásico de la literatura inglesa, que en nada tiene que envidiar a Winnie de Poo o a Peter Pan, siendo todos ellos contemporáneos. Un clásico de principios del XX que aún puede leerse con auténtico placer, bien entrado el siglo XXI. ¿Será verdad que la buena literatura no tiene edad?.
Una entrada muy especial que he querido celebrar también mostrando algunas de las cubiertas más bonitas que he encontrado. Las ilustraciones, lógicamente, hacen honor al texto. Divertidísima es la de la página 257 (Valdemar, 2008) que muestra al Sapo vestido de lavandera, con cara de "ido" conduciendo un coche de la policía. A disfrutarlo!!!
(Tit: El viento en los sauces. Grahame, K. Valdemar, 2008)                                                             
 

viernes, 12 de abril de 2013

El prodigioso viaje de Edward Tulane


Aunque, a mi modo de ver, esta historia tiene algunas incongruencias que se repiten a lo largo de todo el libro, a saber: el conejo no dice nada, no tiene vida, pero si podemos apreciar sus estados de ánimo: risueño, melancólico, hastiado... ¿si no tiene vida como va a poder expresar sentimientos? ¿tan sólo es un muñeco, o en realidad sus sentimientos no son más que reflejo de los nuestros como lectores?.... O la figura de la abuela Pellegrina, a veces parece amable y cariñosa, pero con un doble fondo de lo más siniestro ¿Esa mirada que lanza al pobre conejito? ¿Sabe más de lo que aparenta?,  ¿Por qué no se ha quedado con el mientras la niña y la madre viajan? ¿Presiente lo que va a suceder?....

Bueno, comienzo por el principio, que será mejor. Edward Tulane es un conejo de porcelana que vive a las mil maravillas en una casa "con posibles" y que pertenece a una niñita encantadora que lo trata como si realmente tuviera vida. Pero todo cambia en la vida de este maravilloso y privilegiado muñeco, cuando la familia decide hacer un viaje en barco, por cuya borda caerá hasta las profundidades del mar...¿Está todo perdido? ¿Pasará Edward a convertirse en otra "basura" más de las que pueblan las inmensidades marinas?. El destino, benévolo con el conejito en toda esta historia a pesar de todo, hará que una tormenta tremenda le arranque de las profundidades, y de vuelta a la superficie sea recogido por un anciano pescador que se lo regala a su mujer.

A partir de aquí se suceden las idas y venidas de unas personas a otras. Cambiará de sexo y de atuendo, vivirá como un bebé con los ancianos, será el motivo de los celos de una hija un tanto psicótica, pasará a convertirse en basura junto con miles de enseres más, compartirá fuego y conversación con un vagabundo y su perro... y poco a poco el destino le llevará, de nuevo, tras muchos años y muchas aventuras, al punto de partida, no sin antes aprender (¿aprender?...¿pero no era un muñeco?..Ahhh que los muñecos también aprenden de las cosas de la vida,al menos si de las más importantes: del amor con mayúsculas, o de la gratitud. ¿Eso puede ser?...en esta historia si)...le llevará, iba diciendo, a los brazos de la que una vez fue su niña, su dueña y que ahora se ha convertido en... Vais a tener que leerlo porque no digo más...bueno si!, a pesar de las contradicciones dichas, de que a ratos es angustiosa, triste, ¿tierna?, dramática, sensiblera, y en algún momento la autora se regodea en el dolor (Parece que no me ha gustado, pero no es verdad) no dejéis de leerla, al fin y al cabo la vida también es así, a veces (A eso me refería, a veces la vida tampoco me gusta mucho, pero...)

Las ilustraciones maravillosamente acordes al ambiente melancólico de la historia. La primera es de una tremenda belleza, expresando magníficamente la soledad y la privilegiada situación del muñeco de porcelana. La del capítulo 27 es una introducción fantástica: la entrada en una tienda de una persona con un paraguas. No se le ve la cara, pero se intuye...muy bonita, sin duda. Y la del capítulo 10, cuando Edward (Susana) vive con los ancianos...como una simple silla de bebé puede mostrar tanto.

(Tit: El prodigioso viaje de Edward Tulane. DiCamilo, K. Noguer, 2007)

sábado, 6 de abril de 2013

Manos desnudas


Sinopsis:Es el último día del año. Ward corre sin aliento por los prados junto a su amigo Bernie, mientras Elmer, su perro, les sigue a poca distancia. Por accidente Ward ha matado al pato del señor Beyeman, un hombre frío y malvado, que les persigue furioso. Angustiado y aturdido, el chico deberá enfrentarse a las terribles consecuencias de su acto, y a la verdadera razón de su visceral odio por el dueño del pato.
En la ficha técnica del libro pone: Vida rural, relación niño/animal, problemas familiares, muerte, violencia.

Y si, de todo esto hay un poco...o mucho, porque lo cierto es que es una historia violenta, con una agresividad contenida que se esconde detrás de cada uno de los personajes, tras sus acciones, pero sobre todo tras las palabras que utiliza, para definir sus sentimientos, el protagonista. Sinceramente es un libro cuya lectura resulta desagradable, a mi al menos me ha resultado así. En algún momento parece que guarda algo, que la historia guarda más secretos que no son confesables. La narración se embarulla, no sabes en que momento están, a veces narra en tiempo presente, pero acto seguido lo hace en pasado??????. Ni siquiera intriga el motivo porque el que han hecho lo que han hecho, no es una historia que enganche.
La intensidad de los sentimientos no está bien expresada, quizá esto sea producto de la traducción. ¿Y la figura de Bernie?... a mi me resulta de lo más sospechosa, la verdad, hay un momento en que no sabes muy bien si es el mejor amigo de Ward o ha sido el quien ha matado al pato, o es el quién le instiga para que lo mate, o..... que follón!!!!!... y lo que más me preocupa a mi de este libro es: ¿Por qué ha matado al pato?. ¿Qué culpa tiene el pobre pato de que a él no le caiga bien el señor Beyeman?.
En fin no es lectura esta para los amantes de los animales, ni para los amantes de las historias dulces y que te dejen buen sabor de boca. En este caso el título de este blog no hace justicia, porque no, no me ha gustado este libro, aún así, lo he leído y seguramente habrá gente a la que si le guste su lectura. Si no hay más remedio que leerlo, hacerlo al menos a la hora de la merienda con una buena dosis de dulce...para compensar....

(Tit:Manos desnudas. Moeyaert, B. Edelvives, 2005)



Tras los pasos de un zapato


Ser un poco, o muy, despistado no impide poder llevar con esmero una biblioteca, y para poder demostrarlo ahí está Don Cruz que, aunque es tan despistado que estuvo varios días saliendo de casa sin su sombra (¿eso puede ser?...no lo sé, pero corren rumores de que es cierto), atiende su pequeña biblioteca a las mil maravillas.
El despiste de este encantador bibliotecario, lo llevará a perder un zapato en el transcurso de una mañana ¿o quizá lo hayan robado?. De su búsqueda y despejar las dudas que se ciernen sobre este caso, si "acaso" fuera considerado un robo, se encargará Cleo, un auténtico ratón de biblioteca (que para eso vive en ella) empeñado en encontrar similitudes entre su familia y los personajes de todos los libros que lee...que son muchos, sin duda.

"....me he pasado toda la noche leyendo las aventuras de Sherlock Holmes. ¿Le he dicho que este tipo se parece mucho a mi tío Ratón Holmes?.

"...por cierto jefe ¿le he comentado que esta historia se parece sospechosamente a la de mi prima Raticienta?..."

La investigación les llevará a descubrir, entre cuentos, algún molesto personaje como Don Cayetano y otros más amables como Alejandra, que todas las respuestas están en los libros...¿La del misterio del zapato desaparecido también?.....Ah!, lo tendréis que leer si queréis saberlo.

(Tit: Tras los pasos de un zapato. Fonseca, J. Ilustraciones Chicote, L. Algar, 2012)

martes, 2 de abril de 2013

2 de Abril. Dia del Libro Infantil




LEER ES: SONREIR, LLORAR, RESPIRAR HONDO, AMAR, SUFRIR, AVERGONZARSE, ENFADARSE, SUSPIRAR, ATREVERSE, ODIAR, DISFRUTAR....EN DEFINITIVA: VIVIR!!!!!!

FELIZ DIA!!!


lunes, 1 de abril de 2013

Pasito


Para todas aquellas situaciones en las que oímos a menudo decir: "No puedo" sirve esta sencilla historia de superación que comienza, como todo en la vida, y ya lo dijo Lao Tse (que por ser oriental parece que debe saber más de estas cosas) comienza con el primer paso, y tras este otro, y otro, y otro...y así se hace un camino, como el que le toca recorrer a este patito, protagonista de la historia que no está muy convencido de lo que le dicen sus hermanos, mucho menos no estando su madre cerca.

Ilustraciones muy sencillas, incluso a nivel cromático, pero manejadas perfectamente y que hacen sentir en apenas pocos trazos la angustia, la soledad y el miedo del pequeño patito en la inmensidad del bosque. A través de las ilustraciones somos capaces de ponernos en la piel de este pequeño que lucha por vencer su miedo, y demostrar a todos que cuando se da el primer paso, lo que es muy importante, tan sólo resta continuar hacia adelante, en busca de la meta o la recompensa que, en este caso no es otra que encontrar a su madre...y probar una aventura más.
Quizá el hecho de que ilustrador y autor del texto sean la misma persona, confiere a esta historia de esa uniformidad y coherencia del que carecen otras obras de este mismo género.

(Tit:Pasito. James, S. Faktoria K, 2006)

El abismo

"Una novela poderosa, aterradora y conmovedora que nos sumerge en el oscuro océano de la mente" Qué distinta a la anterior (El...